Mariño (Irun). Austero y popular

Sep 23, 13 Mariño (Irun). Austero y popular

Publicado por en Destacado, Euskadi, Gipuzkoa

(+10 rating, 2 votes)Cargando... ¿A qué puede acudir uno a Irún? Bueno, la localidad fronteriza es punto de paso obligado cuando accedes a Francia por Hendaia. La web municipal anima a visitar el Museo Romano Oiasso y pasear por el Parque Ecológico Plaiaundi. Y en su día los éxitos de Elgorriaga Bidasoa llevaron allí a muchos aficionados al deporte. Yo, particularmente, me paso por el barrio de Anaka cuando me apetece comer chuleta de ganado mayor sin solicitar adelantos de la herencia. Allí está el Bar Restaurante Mariño, donde la txuleta se despacha a 28€/kg., acompañada de patatas fritas y en plato frío (lástima). Quizá no es el mejor corte, pero la he disfrutado cuando he ido, y es mi preferencia en una carta poblada de “especialidades gallegas”, entre las cuales su pulpo a feira (11 euros) goza de gran fama. “Gran pulpo, sólo comparable al de la Galicia interior”. Esto me dijo el bueno de Jabier Muguruza, mi fuente irunesa, cuando me recomendó la visita al local. Y he leído y escuchado muchos otros comentarios laudatorios referidos a su preparación del cefalópodo. ¿Qué tengo que decir yo al respecto? Pues que tres veces lo he comido y cada una ha merecido un veredicto distinto. La primera me decepcionó y desagradó por su dureza; la segunda lo encontré mejor; y a la tercera me gustó. Sin encontrarlo extraordinario. Ésa es sólo una de las especialidades gallegas que figuran en la oferta de este local vinculado al CD Mariño, que exhibe un pulpo en el cañero de cerveza y un hórreo de madera en la puerta de acceso. El fin de semana se despachan allí a toda marcha porciones de empanada (2,50 euros) y chorizos criollos. Y en sus pequeñas cartas plastificadas también encontramos lacón asado y cocido (7), y churrasco (12). ¿Qué más? Chuletillas de cordero (10), bacalao con tomate (10), champiñones en salsa (6), croquetas (6), filete (5)… Todo a buen precio y sin complicaciones, en un local bullicioso, alejado de todo boato, y más en las mesas junto a la barra. Para terminar de conquistarme, acostumbran a invitar a un chupito de orujo cuando...

leer más

Sidrería Asador La Terraza (Ribadesella). Exquisita carne procedente de la ganadería Aranburu

Ribadesella está en estos momentos, 8 de agosto de 2012, 9:25 de la mañana, en ese estado catatónico que se le queda a uno en el cuerpo después de un gran susto, una gran juerga, una gran borrachera o un gran amor. Eso, o una mezcla de todo lo anterior, ha sido el fin de semana del Descenso del Sella, y los que hemos estado por el Oriente Asturiano tenemos dos opciones: o juntarnos a la juerga y vivir dos días y medio de desenfreno popular non-stop, o refugiarnos en nuestras casas y rezar para que no colapsen carreteras y podamos regresar hoy lunes a nuestras ocupaciones habituales. Ribadesella, cualquier otro fin de semana, es un destino de mucho mérito y más tranquidad. Sus calles tienen establecimientos de fama y renombre. Está el Tarteru, también el Campanu, también, cómo no, el Carroceru. También está un sitio del que de momento no me quiero acordar, donde comieron los príncipes de Asturias y los dueños han convertido esa visita principesca en excusa para sablazos a foráneos incautos. Y luego cada temporada hay sorpresas agradables. La de este año se llama La Terraza. Un lugar muy coqueto, puesto con detalle, con grifos de sidra que contabilizan los culetes escanciados, con camareras de una amabilidad extraordinaria y con una cocina contundente y muy bien tratada. Y, sobre todo, lo que nos convenció fue que en la puerta afirman que las carnes son de la casa, criadas con cariño por la cadena de carnicerías Aranburu, unos establecimientos que son las joyerías de la carne roxa asturiana. Este verano hemos ido dos veces a comer a la Terraza y las dos hemos salido más que contentos. La carta, una especie de folleto en el que puedes marcar con lapicero tus apetencias, anuncia especialidades como las fabes del mandilín a la asturiana, chipirones a la sidra con patatas, los bocartes con jamón, los tortos con picadillo y huevo frito, la sartén de pantrucu, con huevos y patatas. Como ven, nada light,...

leer más