Restaurante La Duna (Suances). Llenando por partida doble

(+10 rating, 2 votes)Cargando... Ubicado en el paseo playero de la siempre reconfortante Suances, el restaurante La Duna ofrece unos menús competentes y baratos, lastrados por el vino de mesa, pocas veces potable. El local está agraciado con una decoración clara y moderna (madera tenue, gran cuadro naif…), un servicio rápido (lo que posibilita llenar dos veces el aforo de una tacada), la posibilidad de sentarse en la terraza cuando no llueve, y las diversas ofertas: carta, menú, menú especial, jornadas especializadas… La primera vez que ahí nos sentamos con vino de batalla comimos una paella muy buena (son especialistas en arroces, o sea que mal no les iba a quedar), unos spaghetti carbonara regulares, y de segundo una doradita que se quemó y yo una estupenda merluza rellena que sabía a merluza y a gloria. La segunda ocasión, un domingo, pedimos otra paella estupenda con sus tropiezos pescateros y un pulpo con cachelos que tenía un pase. Compartimos esto, pero no lo segundo: La Txurri escogió un besuguito que a pesar de ser de piscifactoría entraba estupendamente, y yo dos trozos de cordero contundente que me hicieron descartar el morapio del menú y pedir al camarero una copita de ribera de la barra (1’75), la cual me sirvió rápidamente,  para no ser menos. Entonces se me encendió la bombilla: debí haber pedido un albariño para el pulpiño. Durante mis recientes y merecidas minivaciones pre-Semana Santa, otro domingo nos sentamos definitivamente conocedores del truco para maximizar ese menú del día: se debe despreciar el vino tinto y pedir copitas de la barra que te cobran aparte o apostar por el clarete. Esto hice yo y con clarete Monte Viesgo, dulzón, burgalés y de 12º lubriqué mis conductos gástricos. Este tercer día, que coincidía con sus jornadas del arroz (estos cántabros siempre dinamizando sus cartas), el menú de 12 euros más IVA ofertaba una ensalada de jamón y frutos secos brillante y de buena pinta, un salpicón primorosamente presentado, hojaldre de pollo y boletus, o lo que...

leer más