El abecé de una dieta cardiosaludable

Sep 29, 13 El abecé de una dieta cardiosaludable

Hoy, 29 de septiembre, es el Día Mundial del Corazón. Por eso voy a intentar transmitirles unas pocas claves para llevar una dieta cardiosaludable. Como si este fuera el blog de AR. De Ana Rosa, no de Ana Romera, eh.

¿Por qué me da por ahí? Porque puede parecer una perogrullada, pero tenemos que cuidar nuestro corazón, nuestro órgano vital por excelencia. Parece una obviedad, pero no es preciso ser un vampiro o un licántropo, a los que el género fantástico ha decidido clavar estacas y disparar balas de plata, para ponerlo a buen recaudo. Y lo digo avalado por el hecho de que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. En España, concretamente, sucede lo mismo: el 30% de los fallecimientos se debe a patologías cardiovasculares.

Los más perspicaces ya se habrán percatado de que la gastronomía y la música son dos debilidades para mi. En la primera aplico los cinco sentidos para disfrutar al máximo cada experiencia, y de las buenas canciones procuro extraer enseñanzas. Dada la fecha, me viene a la cabeza ‘Mucho mejor’, de Los Rodríguez, y su presentación del corazón como un músculo sano que necesita acción. Me apunto a la tesis. Acción entendida como paz y guerra, como colocón y revolcón. Sí, pero también acción entendida como ejercicio físico, dentro de nuestras posibilidades; acción entendida como emociones, en el plano afectivo; y acción entendida como dieta sana, pues una alimentación adecuada tiene la capacidad de reducir el riesgo de padecer esas temidas enfermedades cardiovasculares.

¿Quién es este equilibrista para dar consejos de tal índole, se preguntarán? Yo también me lo cuestionaría, alzaría la voz e incluso minusvaloraría al sujeto en cuestión con un calificativo descalificativo al uso, si no fuera porque los referidos consejos los anoté el pasado miércoles. Esa mañana, invitado por Eroski, este emisario de LQCDM participó en una charla, llamada ‘Cuidamos de tu corazón’, con Giuseppe Russolillo, presidente de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas. Me pareció una persona afable e instruida, además de un gran comunicador. Fue un placer compartir tiempo y espacio con él. Y ahora comparto las anotaciones básicas con ustedes, cinco consejos para adoptar una alimentación y un estilo de vida saludables, cardiosaludables.

1. Comer frutas y hortalizas. Cinco raciones al día (tres de frutas, dos de hortalizas) sería lo ideal. Sus compuestos bioactivos son fantásticos.

2. Comer productos integrales. Sobre todo esos panes tan negros… También son estupendos sus compuestos bioactivos.

3. Consumir aceite de oliva virgen. Efectivamente, larga vida a sus compuestos bioactivos, que tanto bien nos hacen.

4. Reducir el consumo de alimentos de origen animal. Esto es, carne, pescado, queso, huevos… Basta con una ración de estas proteínas al día. Preferiblemente, pescado blanco o azul.

5. Intentar vivir saludablemente, hacer ejercicio físico y procurar ser feliz.

Además, insistimos en la conveniencia de consumir productos de proximidad, de productores locales. Él me dijo que disfruta comiendo sin sal, yo le confesé que me gusta el vino, aún (¡hip). Salieron a relucir las bondades de comer una onza de chocolate negro al día (ríase de la aspirina), lo inofensivo que resulta beber dos o tres tazas de café al día, y más buenos consejos. Me los reservo para otra ocasión.

(tiene el corazón maltrecho, Igor Cubillo)
 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.