Una ruta de dos días por Bilbao. Dónde comer, qué ver y qué experiencias son imperdibles

Feb 05, 14 Una ruta de dos días por Bilbao. Dónde comer, qué ver y qué experiencias son imperdibles

NOSÍ (+161 rating, 37 votes)
Cargando… Hablemos de rutas por Bilbao. Hay quienes dicen que Bilbao se ve en un día. Niego la mayor. Creo que si nos planificamos ni con una semana podríamos abarcar los mejores lugares. Si tenemos el límite de 48 horas durante dos días visitaremos los mejores lugares de Bilbao, aquellos que solo conocen  los bilbainos. Esta es ruta VIP en la que sólo visitaremos y comeremos lo mejor.

 Un equipo de vídeo holandés que realiza reportajes para una aerolínea (holandesa) me pedía que les acompañara durante dos días por Bilbao (y alrededores) y les enseñara  mis lugares favoritos. El plan era que, como periodista, connosieur, bilbaino (sin diéresis) y políglota, les explicara mis must turísticos y gastronómicos.

Me puse en situación y pensé en dos jornadas ideales, como un ‘Callejeros viajeros’ pero con pasta y con una conjunción astral de sucesos afortunados y experiencias Premium. Allá van.

 GUIÓN VÍDEO – VIAJE BILBAO 

DIA 1.

 Aeropuerto de Loiu. Plano de un avión aterrizando e interior del edificio de La Paloma

avión aterriza en bilbao, foto dicky del hoyo

avión aterriza en bilbao, foto dicky del hoyo

Locutor:

Bienvenidos a Bilbao, también conocido en lengua vasca como Bilbo, aunque no tengamos nada que ver con la familia Baggins de Bag End. Acabamos de llegar al aeropuerto de Loiu, diseñado por el conocido, para bien o para mal, Santiago Calatrava. Es una terminal de diseño, también para bien o para mal, y de eso, de diseño y de arquitectura contemporánea, van a tener tiempo de sobra para empaparse en su estancia. También habrá muchas oportunidades de comer (muy bien).

Plano desde el frontal del autobús.

Pocos aeropuertos están tan bien conectados con el centro de una ciudad. En concreto, desde Loiu podemos llegar al centro de la Villa en diez minutos y, además, en un autobús público por un precio de menos de dos euros. Y desde aquí podremos disfrutar de la primera visión, una espectacular panorámica del Museo Guggenheim y del Puente de La Salve.

Puente de la Salve desde el Guggenheim, foto zuloko

Puente de la Salve desde el Guggenheim, foto zuloko

Hotel Carlton, exteriores, recepción, salón Imperial y finalmente suite con vistas a la Plaza Moyua

En Bilbao existe una extraordinaria oferta hotelera con una excelente relación calidad/precio. Hemos elegido el Carlton por varios motivos. Está en el centro de la Villa, que es como decir que es el centro del Mundo, y desde aquí podremos recorrer la ciudad a pie y descubrir todos sus rincones. Fue la sede del primer Gobierno Vasco y tiene ese estilo clásico, británico y señorial (un poco viejuno) que humedece muchas partes del Ensanche.

Plaza Moyua de Bilbao con Hotel Cartlton al fondo

Plaza Moyua de Bilbao con Hotel Carlton al fondo

Pero no perdamos tiempo. Es hora de dar un paseo y comenzar a disfrutar del centro antes de que se ponga el sol.

 Exterior Gran Vía, interior tiendas. Bares calle Diputación.

fosterito en plaza moyua foto dicky del hoyo

fosterito en plaza Moyua foto dicky del hoyo

Bilbao ha sido y es una ciudad comercial. Eso lo podemos apreciar en las tiendas de su ‘milla de oro’, en los edificios de la Gran Vía y en la primera aproximación gastronómica que haremos en nuestra visita: los bares de la calle Diputación.

Es impensable ponerse en situación de ir a cenar sin habernos tomado al menos un pote y un pintxo de, por ejemplo, El Globo.

No nos podemos perder, estamos al lado,  una visita al centro cultural Alhóndiga e incluso, apurando, tomaremos otro vino en su preciosa terraza.

atrio de la Alhondiga, ahora rebautizada como Iñaki Azkuna Aretoa. foto dicky del hoyo

atrio de la Alhondiga, ahora rebautizada como Iñaki Azkuna Aretoa. foto dicky del hoyo

 

matures en el café estoril, foto zuloko

matures en el café estoril, foto zuloko

Interior restaurante Bascook, sala, cocina y reservado.

Bacalao al pilpil del Bascook (foto: cuchillo)

Es  casi imposible elegir restauración en el País Vasco, donde  hay un total de 15.000 bares y restaurantes, muchos más que en algunos países europeos como Noruega, Finlandia, Irlanda o Dinamarca, que tienen una población superior (ver recuadro).

Establecimientos de hostelería por número de habitantes

establecimientos

habitantes

ratio

Euskadi

15000

2124846

142

España

259241

44708964

172

Portugal

61064

10605870

174

Chequia

42040

10287189

245

Bélgica

39580

10364000

262

Italia

217906

58863124

270

Francia

177170

64102140

362

Holanda

31485

16390000

521

Reino Unido

111295

60609153

545

Alemania

123972

82310000

664

Polonia

45344

38132277

841

 

Desde hace uno o dos años, hay una zona que combina modernidad  y pujanza. casi cada semana estrena nuevo negocio de hostelería o de gastronomía. Nos referimos a la zona del Ensanche. Allí hay negocios que se adaptan al horario impredecible del turista y permiten comer casi a  cualquier hora. Nos referimos a locales vanguardistas en los que, lo mismo puedes desayunar, tomar pintxos, raciones calientes o una de las mejores barras de cócteles de la Villa, nos referimos a La Roca, en al calle Ercilla 1.

La chicas del la Roca, Ercilla, en plena faena, foto

Y muy cerca está otras de nuestras debilidades, el altar del queso, el templo de la cerveza, la Maducateca.

la manducateca- catas - foto de la manducateca

la manducateca- catas – foto de la manducateca

Pero, tras el picoteo y las compras, hay que empezar por algún sitio y nos decidimos por el Bascook de Aitor Elizegi. Aitor ha tomado la esencia de la nueva cocina vasca y, con toques de sabio mestizaje, la ha llevado un punto más allá. Por supuesto, no podemos irnos sin probar sus preparaciones de bacalao.

Una preparación de pescado en el Bascook.

Una preparación de pescado en el Bascook.

No es bacalao, son dos chicas muy guapas en el Bascook. Foto Zuloko

No es bacalao, son dos chicas muy guapas en el Bascook. Foto Zuloko

bascook magurios

Magurios a la brasa en Bascook, yes they can,. foto Zuloko

(Vídeo) Paseo por Uribitarte, escalinatas del Guggenheim y atrio del museo.

Terraza del Guggenheim con Tulipanes de Jeff Koons y Puente de la Salve iluminado, foto de Dicky del Hoyo

Terraza del Guggenheim con Tulipanes de Jeff Koons y Puente de la Salve iluminado, foto de Dicky del Hoyo

El icono de la ciudad son las láminas de titanio del museo Guggenheim. Nos acercamos por este paseo que en su día albergó muelles y astilleros. Bilbao, en los años 80 del pasado siglo, experimentó una metamorfosis que le llevó de ser una oscura ciudad industrial a convertirse en la actual villa de servicios.

l perrito puppy de Jeff Koons y la perrita Noah de dicky

El perrito puppy de Jeff Koons y la perrita Noah de dicky

Nuestra primera noche la empezaremos con una sesión after dark en el atrio del museo. Son días contados los que se puede disfrutar del museo tras su cierre, salvo que uno tenga los posibles para alquilarlo para un evento. Esos días se puede disfrutar del catering que prepara el cocinero Josean Alija, del  restaurante Nerua. Hoy nos conformamos con buena música y las mejores vistas desde la terraza.

DÍA 2

Arenal, Mercado de la Ribera (exterior e interior).

 

El nuevo turista ya no es un turista, es un viajero comprometido con el lugar que visita. No busca fotos, sino experiencias inmersivas. Por eso hoy nos hemos acercado hasta el Mercado de la Ribera, la plaza de abastos cubierta más grande de Europa. Hay una oferta excepcional de carnes, pescados, mariscos y fruta y verdura que llega desde las explotaciones agrícolas artesanales de la provincia. Aquí, elegiremos producto de calidad que luego degustaremos… 

Plaza Nueva, calle del Perro y calle Santa María.

Quizás nuestra ciudad se llame en lengua vasca Bilbo porque los bilbainos somos como hobbits, no concebimos un día sólo con tres comidas. Así, tenemos palabras para los diferentes breaks gastronómicos: hamaiketako, vermú, almuerzo… Así que antes de una comida hay que ir ‘calentando’ con unos potes, un par de pinchos y un marianito preparado.

El pintxo es alta cocina en miniatura, arte y socialización. A salir de pinchos se le llama potear; si sólo se toma el vino en cuadrilla, txikitear. Los txikiteros son cuadrillas de talluditos varones que, además de charlar y mojar el vaso, en ocasiones cantan bilbainadas. Very typical.

Ahora entendemos el porqué de nuestra tempranera visita al Mercado de la Ribera. Los txokos son sociedades gastronómicas que sólo abren para sus socios y para los invitados. Hemos tenido suerte y podemos sentarnos en uno de los más sofisticados. El menú de hoy, sencillo y sin complicaciones, para no tener que trabajar demasiado: almejas en salsa verde, unos percebes que cocemos y nos comemos templados, unas nécoras a la plancha, jamón ibérico y, de postre pasteles, que, por si no lo saben, en Bilbao hay, también, algunas de las mejores pastelerías.

La sobremesa se puede alargar todo lo que deseemos. Entre los socios hay un experto en cócteles y vamos a descubrir el combinado de moda: el Gin&Tonic.

 Casco Viejo. Tiendas.

Ayer recorrimos las tiendas de la Gran Vía y el Ensanche. Hoy, para bajar la comida, recorreremos el Casco Viejo y sus comercios. En sus calles podemos encontrar más de 500 establecimientos de todo tipo, alimentación, estética y salud, hogar, moda y complementos, ocio, cultura y turismo, servicios. Será complicado no encontrar el regalo o el capricho que estemos buscando.

(Vídeo) Universidad de Deusto. Parque de Doña Casilda. Palacio Euskalduna (exteriores e interior Auditorio).

la Torre de saruman... digo de Iberdrola desde el edificio de la Comercial de Deusto. Foto dicky del hoyo

la Torre de Iberdrola desde el edificio de la Comercial de Deusto. Foto dicky del hoyo

 

Caminamos bordeando la ría, pero esta vez por su margen derecha. Llegamos a la altura de la Universidad de Deusto y, cruzando la Pasarela del padre Arrupe, atravesamos el Parque de Doña Casilda hasta llegar al Palacio Euskalduna.

Palacio de Congresos y Auditorio Euskaldiuna - foto dicky del hoyo

 Su auditorio, de 2.100 plazas, goza de una excelente acústica. Allí podremos ver una de las óperas que todos los años programa la ABAO. Todos los años Bilbao disfruta de un ciclo de altísima calidad. Por su programación han pasado los máximos divos y divas del bel canto: la Callas, del Monaco, D’Angelo, Kraus, la Caballé, Pavarotti, Gulín, Carreras…

 

Además, dentro del edificio, en la tercera planta, se encuentra el restaurante Etxanobe. Dirigido por Fernando Canales que cuenta con una estrella Michelin y con toda nuestra simpatía.  Buena excusa para cenar y disfrutar de la modernidad de sus propuestas.

Todo eso sin perder de vista a la Ría. El eje que vertebra la Villa. Una arteria que se puede aprovechar desde un velero alquilado para conocer desde Santurtzi a Bilbao nuestro pasado industrial y nuestro presente como territorio orientado a los servicios y al turismo.

La Ria - otra visión - foto dicky del hoyo

La Ria – otra visión – foto dicky del hoyo

La Ría - la sangre que corre por la arteria de Bilbao - foto dicky del hoyo

La Ría – la sangre que corre por la arteria de Bilbao – foto dicky del hoyo

Y qué decir de La Catedral. De San Mamés. Nos enamoramos del antiguo flipamos con el nuevo. Con sus leds nocturnos y con sus láminas plateadas de día. Un campo de football como Dior manda. Muy de Bilbao. Si les sobra el dinero pueden alquilar uno de sus palcos VIP y disfrutar del juego de los leones con un gintonic en la mano, un pincho en la otra y una visión panorámica de Sony Bravia.

Fucking Yeah San Mames football Stadium . foto dicky del hoyo

Fucking Yeah San Mames football Stadium . foto dicky del hoyo

Exterior Casco Viejo y Bilbao la Vieja. Interior pubs.

De lo más selecto a lo más callejero. Nos quitamos la corbata y nos sumergimos en la noche. El sábado los pubs del Casco Viejo y de nuestro particular Soho, Bilbao la Vieja, están repletos de personal, joven y alternativo. Como de noche todos los gatos (y gatas) son pardos, podremos aprovechar para bailar, beber y, quién sabe, incluso hacer nuevos e interesantes contactos. No se crean esa fama de que en el País Vasco no hay sexo y nos reproducimos por esporas. Se puede. Yes we can.

DÍA 3

Exterior Sollube, Mundaka y Urdaibai.

Por primera vez vamos a necesitar el coche. Mejor hacemos la maleta y salimos preparados del hotel. Vamos a visitar una Reserva de la Biosfera, Urdaibai, y lo vamos a hacer desde la, para mi, vista más privilegiada. Desde el puerto de Mundaka, paraíso de los surfers gracias a su mítica ola izquierda, veremos el estuario y las playas de arena fina.

En el puerto podemos tomarnos un txakoli, un vino blanco de la zona, y comer unas rabas de domingo, unos calamares rebozados y esponjosos.

Y, para acabar nuestro viaje, sólo nos resta dar un paseo por el puerto de Bermeo, subir por Sollube hasta el asador Cannon y allí pedir un txuletón a la brasa y disfrutarlo en sus jardines con vistas al mar.

No da tiempo para más. El avión nos espera y, lo sabemos, se han quedado decenas de visitas y de experiencias en el camino. Una razón más para volver.

dicky 2016Dicky del Hoyo Periodista, multitarea, en red desde bastante antes de Internet. Le ha dado y le sigue dando a todos los palos del periodismo: cultura, política, nuevas tecnologías, prensa, radio, televisión e Internet. Trabaja para diversos Medios y también realiza  labores de asesor para empresas y entidades. Aunque es del mismo centro de Bilbao es un poco Zelig por los afectos y se mimetiza perfectamente, allá por donde va, con el paisaje y el paisanaje. Cree que a este mundo hemos venido para disfrutar y en eso se empeña, sólo o en compañía. Estar en @lqcdm y la comunicación gastronómica es sólo una excusa para pasárselo bien y dárselas de connosieur.

@zuloko en twitter

dicky@delhoyo.com .

Todas las fotografías que ilustran este artículo son de la cuenta de instagram @zuloko Ningún periodista fue dañado más de lo necesario en la realización de este reportaje.

1 Comentario

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *