La Barraca (Bilbao). Cómo gastar 42€ en un arrocito

Abr 07, 14 La Barraca (Bilbao). Cómo gastar 42€ en un arrocito

NOSÍ (+40 rating, 8 votes)
Cargando…

Mi ración de arroz, en La Barraca (foto: Cuchillo)

Mi ración de arroz, en La Barraca (foto: Cuchillo)

Vaya por delante que no seré yo quien desaconseje La Barraca, un restaurante consolidado que ha adaptado la preparación de los arroces al gusto bilbaíno. Así, por ejemplo, prescinde del garrafón, esa legumbre ingrediente básico en la tradicional paella valenciana, y en algunos casos añade pimiento a las recetas. Tal ha sido su éxito que cuenta con dos locales en el mismo área, entre Cantalojas, puente al que Fito Cabrales cantó en clave blues con el grupo Platero y Tú, y la trasera de Diputación, aunque mi preferido es, sin duda, la herradura de García Salazar, con su profusión de cuadros, su alicatado y su combinación de azul y blanco.

Acompañamiento marino, en La Barraca (f: Cuchillo)

Acompañamiento marino, en La Barraca (f: Cuchillo)

A botepronto, no diría que su carta es especialmente cara, pues el rango de precios de sus especialidades se mueve entre 12 y 20 euros. Pero uno, merced a la tiranía del euro y los impuestos, puede acudir allí a comer un arroz de 16 euros y terminar pagando 42, sin apenas extras. ¿Cómo es posible ese desfase? Bien sencillo; si quieren vivir la experiencia, sólo han de seguir las instrucciones que indicaré a continuación, reflejo de mi última experiencia.

Para empezar a descuadrar todo cálculo previo, es recomendable reservar arroz a banda para cuatro (a 16 euros/pax, recuerden) y, finalmente, acudir sólo tres comensales. No es mal comienzo. Luego, procuren que uno de los tres acuda con retraso, con lo cual la primera botella de Itsasmendi 7 (17€) estará casi doblada cuando arribe el susodicho. Por lo tanto, habrá que pedir una segunda de ese extraordinario txakoli vizcaino mediado el plato único, con su cigalita a la plancha, su langostino y su pequeño trozo de pescado, presentados en fuente aparte, a razón de una pieza por cabeza. Ya estará liada.

La botella de Naranchelo (foto: Cuchillo)

La botella de Naranchelo (foto: Cuchillo)

Tras repetir arroz y rebañar el cuenco de allioli, pues el pescado ya habrá volado, ¿les queda un hueco para el postre? Conténtense con compartir entre dos bien avenidos media tabla de queso (7€), simplemente para apurar la última copa de vino, y que el tercero se decante por un mediocre valenciano regado con licor de naranja Naranchelo (Destilerías Ferri) y cobrado a precio de sangre de minotauro. ¡8 euros por un valenciano sin Grand Marnier! El acabose. Esto sí es caro, oigan.

No les salen las cuentas, lo sé. Lo relatado suma 113 (mal número si no crece) euros. Pero tengan en cuenta que en este país el valor añadido tributa hasta por el respirar, así que añadan otros 11,30 € y, voilá, la dolorosa indicará la cifra mágica: 124,30, tres personas. 41,433333€ cada una, por comer un arroz y compartir postre.

¿El arroz? Bien, gracias. Y la familia también.

(está el arroz por las nubes, en la ciudad de Igor Cubillo)

ver ubicación

García Salazar, 12; Bilbao (Bizkaia)

94 410 20 21

Bertendona, 8; Bilbao (Bizkaia)

94 415 08 18

Juantxu Liceranzu, propietario de La Barraca, aprendió a cocinar paella en una visita relámpago al restaurante El Faro, ubicado en Gandía. La mayoría de sus clientes pide paella de marisco, pero aquí hay uno deseando probar su arroz con rabo guisado.

Perfil Igor CubilloIGOR CUBILLO Periodista especializado en música, ocio y cultura. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Harlem R&R ‘Zine, Ruta 66, El País, Bilbao Eskultural, Ritmo & Blues, Getxo A Mano (GEYC), Efe Eme, Den Dena Magazine, Kmon, euskadinet y alguna otra trinchera. Prefiere los caracoles a las ostras. Qué tío. Anda que… Ah, tiene perfil en Facebook y en Twitter (@igorcubillo), ahora le ha dado por hacer #FollowBack, pero no #FF. Se le resisten ciertas palabras y acciones con efe. Él sabrá por qué…

3 Comentarios

  1. zuloko /

    En mj descargo por lo del valenciano, decir que estaba de antojo. Y además pagué sin chistar la parte alicuota de la cuarta comensala impresentada, que no impresentable. El arroz muy bueno, gracias.

  2. Pues me alegro de que tu familia esté bien. Y el arroz también. 🙂

    Muacks!
    B.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *