Café Iruña (Bilbao). Menú a partir de las 12:30 horas

Sep 19, 14 Café Iruña (Bilbao). Menú a partir de las 12:30 horas

NOSÍ (+25 rating, 5 votes)
Cargando…

Estoy apuntado a los envíos por mail del menú diario del Café Iruña, hipercéntrico local bilbaíno de 300 metros de planta establecido en 1903 y generalmente lleno, plagado de turistas y de nativos. En él hay dos grandes espacios distintos: según miras a su fachada y cristaleras desde Jardines de Albia, a la izquierda queda la taberna de azulejos mudéjares con un señor preparando pinchos morunos (los mejores del mundo entero, según el cineasta Álex de la Iglesia), y a la derecha se extiende uno más elegante y barroco, tipo Alhambra, con murales en sus paredes y al menos tres comedores. El Iruña es un negocio de larga existencia y futuro aparentemente asegurado. Yo voy de vez en cuando, me acodo en la barra, me tomo un vino o una birra y, si se tercia, igual pido un ‘serranito’, un sandwich plancheado de tocino, tan barato y que preparan sólo a veces, fuera de las horas punta y que ellos definen así: ‘emparedado de tocino ibérico con lágrimas de jamón a la plancha’.

Pues bueno, ya he dicho que estoy suscrito al mailing de su menú diario por 14 euros, con IVA y crianza incluidos. Cada mañana que leo que en el Iruña ponen cordero asado me dan ganas de coger el metro e ir a comer ahí. Por ejemplo, cuando escribo estas líneas hay esto, servido a partir de las 12.30 horas, como indica el texto: Ensalada de sandía y melón con frutos secos /// Vainas con zanahoria y jamón ibérico /// Guisantes con gambas y gulas /// Arroz caldoso a la marinera /// Ensalada mixta ///; y de segundos: Dorada asada sobre pisto /// Muslo de pollo a la cerveza /// Huevos de caserío al estilo Iruña ///; y, de postre, Flan, Zumo de naranja, Sorbete de frutas, Tartas variadas · Helado, Fruta, Yoghurt natural ///; y, de bodega: vino tinto (Rioja crianza), agua, sidra o refresco de Cola 350 cc. Joder, qué hambre me está entrando.

Desencuadra, que algo queda (foto:O.C.E.)

Desencuadra, que algo queda (foto:O.C.E.)

Pues un día de entresemana, mi esposa y el que suscribe quedamos con Miss Madeira para comer un menú y disfrutar del encuentro. A ellas las dejé tomando birras en Ledesma, me acerqué a reservar una mesa para tres en el Iruña y me vi involucrado en una cola tan luenga que ni en Londres. Yo, por supuesto, no me digné a guardar la cola. Miré en otro sitio chic y novedoso para almorzar con las damas y, ¡ja!, se les había estropeado el gas. Ya con Susana y Nerea, deshaciendo el camino, entré de nuevo en el Iruña y, voilá, la cola se había difuminado. Estaban llenos el comedor andaluz, el reservado interior y también el altillo, donde nos ubicaron. Ahí arriba compartimos espacio con una pareja que comía, ella, con botella de sidra y, él, con crianza; una familia cuya madre acabó haciéndome ojitos (claro, flanqueado por mis dos elegantes acompañantes, cualquiera se fijaría); y no recuerdo qué fauna más.

Marmitako, de Café Iruña (foto: O.C.E.)

Marmitako, de Café Iruña (foto: O.C.E.)

El caso es que contentos nos sentamos y bebimos con tinto, y con cerveza Susana. El vino era Banda Oro de Paternina, de 2010, aromático (cuero, chocolate…), no frío. La caña de Susana no nos la cobraron aparte. No conservo el mailing de ese día de agosto (lo borré por error, grrrrr), pero esto comimos de primero: Miss Madeira melón con jamón, sugerente y refrescante contraste de dulce y salado con jamón serrano, pero del bueno; La Txurri pasta con gulas y gambas, más demasiado pimiento para su gusto, con la pasta cocida en exceso («no la puedo ni sujetar, se resbala», se quejó la comensal); y yo marmitako, o sea, el plato marinero vascoporri (que diría la novia de Pato) preparado con patatas y bonito y que en el Iruña ese día estaba aparente empero se percibiera que las patatas estaban cocinadas aparte y luego se les sumó el pescado («sí, se nota que está poco ligado», observó Miss Madeira). Además de primero creo que ese miércoles se ofrecía ensalada y seguro que también vainas con muy buena pinta.

Pasta con gulas y gambas, de Café Iruña (foto: O.C.E.)

Pasta con gulas y gambas, de Café Iruña (foto: O.C.E.)

De segundo había abadejo a la plancha (dudé en pillarlo, pues prefería algo contundente para beber más y que no se me subiera el vino a la cabeza; luego vi el abadejo en otras mesas, con ensalada de escolta y trozos enormes de pescado, y pensé que podía haberlo pedido), creo recordar que revuelto de algo (no me hagan mucho caso), y lo nuestro. Es decir: Susana huevos al estilo Iruña, o sea, dos con puntilla, como le gustan a ella, jamón del bueno (mejor que el del melón) y patatas fritas sabrosas; Miss Madeira un envidiable muslo de pollo relleno, creo que de jamón y queso, tiernísimo, exquisito, bien matrimoniado con el Paternina, con patata panadera de guarnición («has elegido lo mejor», le manifesté, «ya lo sé», quizá contestó); y yo el plato menos bueno de nuestros segundos, lomo al oporto, con ricas patatas fritas, mucha salsa para untar y una carne justita pero que me vino bien para cementar el estómago y trasegar más vino.

Lomo al oporto, de Café Iruña (foto: O.C.E.)

Lomo al oporto, de Café Iruña (foto: O.C.E.)

De postre, sobre la mesa llena de migas, Susana tomó helado y Miss Madeira y yo libamos sendos sorbetes, los dos muy buenos, de mandarina y limón o algo así. Nuestra amiga pidió además un «café descafeinado de cafetera con sacarina y corto de leche» (lo juro), pagamos en total 43,50 (14 aurelios por menú y 1,50 del «café descafeinado de cafetera con sacarina y corto de leche»), y nos dividimos en la tarde, cada uno encarando sus quehaceres: Miss Madeira a trabajar en el mundo de la moda, mi esposa a ir de tiendas y yo al cine, a ver ‘#Chef’, el chef, que está muy bien si te gusta comer, la música y las mujeres, aparte de compartir, conducir y mojarte de América.

(y después se fue a ver la película ‘#Chef’, Óscar Cubillo)

web de Café Iruña

ver ubicación

Calle Berástegui, 4; 48001 Bilbao (Bizkaia)

94 423 70 21

DCF compatable JPEG ImgÓSCAR CUBILLO

Otro más de los licenciados en Ciencias Económicas que pueblan la nómina colaboradora de esta web. Cuando le da por ser comunicativo, manifiesta que publicó el mejor fanzine de rockabilly de España (el Good Rockin’, allá por los 80) y la mejor revista de blues de la Europa Continental (llamada ‘ritmo y blues’, editada de 1995 al 2000). Actualmente junta letras por dinero en el periódico El Correo, por comida en El Diario Vasco, por ego en Lo Que Coma Don Manuel y por contumacia en su propio blog, bautizado ‘Bilbao en Vivo’ y tratante, sobre todo, de conciertos en el Gran Bilbao, ese núcleo poblacional del que espera emigrar cuanto antes. Nunca ha hablado mucho. Hoy día, ni escucha. Hace años que ni lee. Pero de siempre lo que más le ha gustado es comer. Comer más que beber. Y también le agrada ir al cine porque piensa que ahí no hace nada y se está fresquito.

1 Comentario

  1. Siempre que iba a Bilbao iba a comer al Iruña. Pero las dos últimas veces muy mal. Ya no vuelvo. La verdura estaba ácida , la paella pasada y el hojaldre con foie estaba relleno de paté La piara horrible. Ni siquiera la tarta estaba buena.

Trackbacks/Pingbacks

  1. LQCDM: Café Iruña (Bilbao). Menú a partir de las 12:30 | bilbaoenvivo - […] su oferta es así de competente, como cuento en la exitosa web ‘Lo que coma don…

Deja un comentario