Ensaladilla maravilla, por Mary Fernández (Recetas para una cuarentena #6)

Mar 22, 20 Ensaladilla maravilla, por Mary Fernández (Recetas para una cuarentena #6)

Recuerdo que hasta hace sólo unos días no sólo podías salir de casa… ¡podías ir a otro país! Yo, concretamente, me largué hasta Rusia y aproveché para repasar el origen de la célebre ensaladilla rusa, aquella que servía inicialmente el chef belga Lucien Olivier en su restaurante moscovita, Hermitage; era mediados del S.XIX y la preparación, por lo visto, incluía carne cocida (de urogallo, perdiz o venado, le leí a Andoni Luis Aduriz), caviar, lengua de ternera, trufa, pepinillo, patata cocina, aceituna, una singular mahonesa… Ensalada Olivier, terminó llamándose.

Qué mejor día que el domingo para preparar una en casa y tomarla en la terraza, quien tenga. LQCDM te propone esta ensaladilla que propone Mary Fernández, la cocinera de Mesón El Centro (Puerto Vega), un restaurante especializado en pescado y marisco del Cantábrico donde se cocina sin barroquismos y se respeta la tradición, pero se elude la monotonía añadiendo un plus, su toque personal. Rock and roll lo llama ella. Ahí os va esta “ensaladilla que es una maravilla”.

INGREDIENTES

  • 1 kg. de patata
  • Verdura variada (o un bote de verdura)
  • 2 huevos
  • Mahonesa
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • Gambas
  • Sal

Si haces tú la mahonesa, mejor con aceite de girasol, para que quede suave. Y es muy importante que mientras cocines escuches rock and roll.

Ensaladilla maravilla con polvo de oricios y aceite de tomate (foto: Mesón El Centro)

AL LÍO

Cuece las patatas con piel en agua con sal.

En otra cazuela, cuece los huevos y la verdura fresca troceada: zanahoria, guisante, calabacín, frijoles, pimiento rojo y verde… Una vez cocido, deja enfriar todo. Pela patatas y huevos.

Trocea huevos y patatas y mézclalo con la verdura y la mahonesa que necesite.

Pela las gambas y dora en una sartén, con un poco de aceite de oliva, los dos dientes de ajo troceados y las cabezas de los crustáceos.

Una vez dorado, da un golpe de calor a las gambas en ese mismo aceite. Para finalizar, colócalas encima de la ensaladilla con un poco del aceite de ajo y cabezas.

Mary adorna la ensaladilla con polvo de oricios y aceite de tomate. Para ello, deshidrata los erizos de mar y macera el aceite.   

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.