Alegato en favor de los pinchos de oreja de cerdo

Del cerdo gusta y se aprovecha todo. Hasta los andares. También las orejas, de las que Óscar Cubillo disfruta saboreando unos pinchos estupendos, generalmente rebozados. Le tientan indefectiblemente. Lo cuenta aquí.

leer más