Restaurante Ein Prosit Bilbao. El alemán

NOSÍ (+16 rating, 4 votes)
Cargando…

Codillo asado y apuñalado de Ein Prosit Bilbao (foto: cuchillo)

No soy un especialista en comida germánica. Tal  vez por eso no sé cuántos restaurantes de ese tipo hay en la capital vizcaína, pero sí me consta que aquí cuando uno dice “voy a comer en ‘el alemán”, se refiere a que va a hacerlo en el restaurante Ein Prosit Bilbao. Así se llama el regentado por Enrique y Alfredo Thate, dos hermanos que heredaron la reputada charcutería alemana La Moderna y han sabido ganarse la simpatía de ciudadanía y clase política con su buen hacer y su don de gentes.

El local, inaugurado en 1999 con interiorismo de Heinz Drobnitza, está decorado actualmente con profusión de elementos deportivos de marcado carácter forofogoitia, como corresponde a un espacio que es sede la “peña alemana” Müller-Dani, del Athletic Club (de Bilbao). Aunque no faltan guiños a Bilbao Basket, Kaiku y Bou Bizkaia, que todo queda en casa. Raro es el día que no tiene sus mesas repletas de gente ávida por llenar su panza con una oferta gastronómica que ofrece la posibilidad de contentarse con el menú del día (12,50 euros), optar por la formula txuleta + guarnición + vino o caña (18,50) o perderse en su carta, bien surtida de ensaladas, salchichas, pasteles de carne, codillos, hamburguesones, tablas de embutidos, patés y quesos, solomillos de cuadrúpedos varios y demás charcutería teutona. Ahora sabemos por qué el estereotipo de alemán es un ciudadano bien orondo, le dije a mi atractiva esposa en nuestra ultima visita, incapaz de encontrar pescado más allá de txangurro al horno (juraría que figuraba ente las recomendaciones del chef), trozos variados repartidos en ensaladas, bacalao a la plancha y a la romana, anchoas del Cantábrico (no del Cantábrico alemán, del otro) en aceite y “gambitas mariposa”. Ya nos habíamos acostumbrado al olor a mostaza que preside el sitio cuando fuimos atendidos estupendamente por una camarera que nos asesoró por defecto, por voluntad propia, sobre las cantidades a pedir, para no pasarnos, y no intentó aprovecharse de nosotros. Todo lo contrario. Nos trató casi como esperaríamos que lo hiciera una amiga hostelera dispuesta a ayudarnos. Muy bien.

Ensalada de cabra de Ein Prosit Bilbao (foto: cuchillo)

Prescindimos de la clásica degustación de salchichas de elaboración propia (nos gusta especialmente la de curry, curry wurst) y comenzamos compartiendo una generosa ensalada de cabra (12,80), que une piñones, lechuga, tomate cherry, nuez y tres gruesos medallones de queso de cabra, todo salpicado de crema de módena. Luego compartimos un rico codillo asado al horno (haxe; 14,50) que se sirve apuñalado y escoltado por berza agria alemana (sauerkraut) y puré de patata. Buen acompañamiento para una pieza de carne de recia costra y tierno interior. Saben preparar el brazo, pardiez. Y también nos repartimos una ración de solomillo de cerdo del cazador (jägerschnitzel; 10,80), empanado y cubierto con rica salsa de champiñones, junto a patatas fritas y sencilla ensalada a base de cebolla, maíz dulce, lechuga y tomate. Una ensaladota a medias y dos platos fueron suficiente para llenar nuestros estómagos y prescindir de postre. Y de café.Con una copa de crianza (1,75) y una caña (30 cl) de Franziskaner (2,45), pues a la segunda ronda invitó la casa (detallazo), la cuenta ascendió a 43,65 euros. Dos personas a la carta, oiga. En mitad del Ensanche. En el mismo Bilbao. No quiero parecer un orondo alemán, no comería a diario en el Ein Prosit, pero lo considero un socorrido plan b y una opción imprescindible cuando uno quiere sentirse como en casa de Angela Merkel ahorrándose la paliza del viaje y demás. Por otra parte, siempre me fío de los restaurantes que preparan mollejas de cordero, y este lo hace.

(comió y comió, pero no reventó, Igor Cubillo)

web del restaurante

ver ubicación

Plaza del Ensanche, 7; 48009 Bilbao (Bizkaia)

94 424 13 11

Perfil Igor CubilloIGOR CUBILLO Periodista especializado en música, ocio y cultura. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Harlem R&R ‘Zine, Ruta 66, El País, Bilbao Eskultural, Ritmo & Blues, Getxo A Mano (GEYC), Efe Eme, Den Dena Magazine, Kmon, euskadinet y alguna otra trinchera. Prefiere los caracoles a las ostras. Qué tío. Anda que… Ah, tiene perfil en Facebook y en Twitter (@igorcubillo), ahora le ha dado por hacer #FollowBack, pero no #FF. Se le resisten ciertas palabras y acciones con efe. Él sabrá por qué…

1 Comentario

  1. Mr. Duck /

    Ein prosit! Es el brindis más escuchado en la Oktoberfest y para mí sin duda el mejor sitio de Bilbao para comer una salchicha Bratwurst o Frankfurt acompañada de su chucut, mostaza y puré de patata y por supuesto maridado con una rica cerveza de trigo. Si seguido puedes ver un buen bolo en el Azkena o en el Antzokia, pues el plan perfecto.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Wiché Cafe Bakery. (Bilbao) Somos cuquis, y lo sabes | Lo Que Coma Don Manuel - […] del Ensanche. Enfrente de una de las oficinas de turismo de la capital y en la misma acera del…
  2. El Obrador de los Hermanos Thate. De donde salen las salchichas de la Moderna. | Lo Que Coma Don Manuel - […] los productos que elaboran diariamente en la calle Colon de Larreategui 20 y también comer en el Ein Prosit,…
  3. Por comentar: el Restaurante Ein Prosit Bilbao satisface más con descuentos « LO QUE COMA DON MANUEL - [...] primer bono de Oferplan, el cupón de descuentos del periódico El Correo. Fui a comer con Pato al alemán…
  4. LO QUE COMA DON MANUEL - [...] Club de Bilbao, saluda a cuantos acuden a degustar comida germánica al Ein Prosit Bilbao, el restaurante de la…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *