Arana. ‘Agujero negro’

Jun 13, 14 Arana. ‘Agujero negro’

Publicado por en Bizkaia, Destacado, Momentos Musicales

Un viaje sin retorno al fondo del lumpén getxotarra dirigido por Antón Uribe y protagonizado por Alfonso Arana, compositor, guitarrista, cantante y alma matter.

leer más

Asador El Abra (Portugalete). Competentes menús especiales

Uno de mis bares favoritos de Portugalete es El Abra, cercano al Puente Colgante. Ahí tomo tinto o blanco, a veces te convidan a caldito rico, y no suelo resistir la tentación de probar alguna de sus banderillas. Me siento en un taburete junto a la barra y me siento sereno. Sobre su cocina los dueños presumen de elaboración casera y tradicional y destacan los pescados. Varias veces he comido en su comedor menús cerrados y siempre he salido contento. Debuté con La Txurri el 16 de abril de 2005 (de la fecha se acuerda ella), con un menú de fin de semana muy competente al que de mi memoria borraría la escandalera, el ruido de fondo de los comensales que llenaban el refectorio. Repetí en las bodas de oro de los Zabalo, unos tíos de La Txurri (quien recuerda la fecha también: 29 de diciembre de 2009) con otro menú concertado suculento y satisfaciente, desde el jamón al solomillo, supongo. Y un día compré un cupón de descuento de Colectivia, una oferta verosímil pues ya conocía el local. Prometía una rebaja del 51 %, desde 40 aurelios hasta sólo 19,5 para cinco platos, bodega incluida. Compré sólo dos cupones, pero debería haber pillado más. Los consumí con mi amiga La Reina, a pesar del peligro de atragantarte por la risa si vas a comer con ella. Mi único temor era que las raciones fueran demasiado escuetas, pero no se cumplió. Nos trataron con deferencia y sin excesos de confianza, nos cambiaron los cubiertos en cada plato como el rigor manda, y antes de empezar aclaramos el paladar con agua y catamos el vino, de Laguardia, Rioja Alavesa, pueblo donde me iría a vivir ahora. El caldo era marca Marqués de Navarrete, cosecha 2008, y le encantó a mi acompañante: a La Reina el aroma le recordó a brandy, y a mentolado también; a mí el aroma a cuero y su sabor a cacao. Y esto degustamos: Surtido de ibéricos: Un platito aromático en la...

leer más

Bar Txiki (Portugalete). Setas y sidras

Hoy voy a pasar el día en Bilbao. El Gran Dakari va a hacernos testigos de su particular recreación de la multiplicación de los panes y los peces. Pero si fuese a Portugalete, como ayer, a buen seguro empezaría la ronda en el bar Txiki, en los soportales del ayuntamiento, junto al quiosco de la música, al Gran Hotel y la ría. Fijaría la vista en la estructura del Puente Colgante, respiraría hondo el frescor que llega de El Abra, ahora que asoma la primavera, y saborearía mi sidra y mi pintxo de seta. Somos humanos, animales de costumbres, y ponemos en práctica eso de allá donde fueres, haz lo que vieres. Y en el Txiki lo suyo es beber su sidra de grifo, una golosina liquida servida en añeja copa de fiesta, quizá demasiado dulce, pero llena de evocaciones para los portugalujos y para quienes siempre hemos apreciado la margen izquierda. Para acompañarla, nada mejor que la seta sobre lonchita de jamón y pan, cubierta de fino refrito de ajo y perejil. Otro delicioso monumento a la sencillez. (cuchillo) ver ubicación Plaza del Solar, 5; 48920 Portugalete (Bizkaia) 94 496 11 20 Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo...

leer más

Restaurante Torre Salazar (Portugalete). Vistas en derredor

(+5 rating, 1 votes)Cargando... Un día de estos debutamos en el restaurante Torre Salazar usufructuando un bono de Groupon que prometía: ‘Menú degustación exclusivo para 2 personas con entrantes, segundos y vino por 69 € en lugar de 180 € en Torre Salazar’. La propaganda exageraba, pero no mentía: el vino era una copa, el agua se pagaba aparte (no nos quejamos), no había postre y valorar en 90 euros cada menú resultaba obviamente excesivo. Telefoneé a mi amigo Carlos, le expliqué la movida y soltó: «Cómpralo». Obedecí y ahí acudimos un miércoles y compartimos el bonito comedor con una pareja panoli que aprovechaba el mismo cupón de Groupon y cuatro gallegos que papearon chuletón que desprendía un aroma que te daban ganas de asesinarlos para arrebatarles la carne. Ahí permanecimos los ocho seres humanos, sin prisas, en un comedor diáfano de madera tintada y circundado por amplias cristaleras con vistas a la iglesia de Santa María, a los árboles redondos, a la ría y el Puente Colgante, y en la otra margen, al colegio Gaztelueta y la cúpula de la iglesia de Las Mercedes. El Torre Salazar también ofrece menús especiales y del día, éste caro, pero el día que debutamos de segundo ofertaban lengua rellena de foie… ñam-ñam. Tras subir la cuesta, llamamos por el portero automático, el encargado nos abrió la puerta de abajo y nos recibió arriba, nos condujo a la mesa, confirmó que éramos clientes de Groupon y nos preguntó tratándonos de tú: – “¿Es la primera vez que venís?” – “Sí”, contesté con la frialdad que me caracteriza. – “O sea, que es la primera y la última, ¿no?”, replicó tan rápido que pensé que había leído mi entonces reciente post en LQCDM sobre el restorán Rimbombín, de infausto recuerdo. – “Esperemos que no sea la última”, terció Carlos, el pacificador. Y a mí se no me había ido la mosca de detrás de la oreja cuando el encargado insistió: – “¿Tú eres Oscar Cubillo, el de El...

leer más