Asador Cueva de las Brujas (Ajo). Menuda vista

El puente del primero de mayo se ha presentado inhóspito climatológicamente pero, como aún así existen ciertas obligaciones que cumplir, no quedó otro remedio que desplazarnos a Santander en manada para ver jugar a nuestros hijos en un triangular de fútbol como buenos padres que somos. Y como no todo iban a ser penurias, a la vuelta se decidió hacer un alto en el camino para reponer fuerzas en la bella localidad de Ajo. No llovía, con lo que se pudo disfrutar de la bella vista hacia la ría con la que te deleita la terraza del Asador Cueva de las Brujas, un establecimiento donde la cocina, los baños y la barra están emplazados directamente en las rocas y, para atender al publico, dispone de una zona cerrada con ventanales de cristal y otra exterior que tiene que ser una gozada disfrutar en verano. Hoy nuestros ávidos lectores no podrán disfrutar de la opinión del pequeño de la casa, que exhausto después de pasar la mañana jugando al fútbol no pudo resistirse a unos deliciosos mini bocadillos de chorizo (4) preparados con mucho esmero por el que suscribe. A los adultos nos acomodaron en unas largas mesas de madera con bancos corridos al más puro estilo cervecera (no se esperen del lugar una decoración chic ni un servicio cinco tenedores) y, tras deliberar un poco, decidimos que lo mejor sería, siendo muchos como éramos, pedir una serie de entrantes variados para compartir y luego segundos platos al gusto de cada uno. Los entrantes estuvieron compuestos por copiosas ensaladas mixtas, raciones de chopitos, croquetas caseras, chorizo y morcilla recién hechos en las brasas, chipirones en su tinta (no tan buenos como unos caseros, pero sí aceptables) y un poco de queso (aquí fallo un poco la calidad y la cantidad).Para los segundos platos, y aunque previamente se pensó en elegir cada uno el suyo, finalmente se acordó pedir unas fuentes de chuletillas de cordero a la brasa (bendita elección). Aparecieron por allí unas inmensas fuentes...

leer más

15 euros el litro de Coca-Cola

Estimado veterano camarero del Frentealagua, vaya por delante que tengo un gran aprecio por su gremio. Yo mismo trabajé seis años en hostelería, aunque en ese periodo no puse ni una sola copa. Debe usted saber que vestir uniforme negro no le obliga a comportarse cual karateka crepuscular, así como ausente y malencarado; no le impide mirar a la cara al cliente que ocupa su terraza, ni limpiar su mesa. Y más teniendo en cuenta que cobran ustedes la Coca-Cola a 15 euros el litro. Hágame el favor, porfaplís, que en ese sobreprecio va incluida su remuneración. E incluso su vestimenta negra. (cuchillo) Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree, eldiario.es, BI-FM y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene que la gastronomía es el nuevo rock and roll y, si depende de él, seguiréis teniendo noticias de este hombre al que le gusta ver llover, vestirse con traje oscuro y contar historias...

leer más