Patatas bravas fermentadas, por Pablo Soler (Recetas para una cuarentena #25)

Mar 31, 20 Patatas bravas fermentadas, por Pablo Soler (Recetas para una cuarentena #25)

Publicado por en Aragón, Destacado, Recetas, Zaragoza

Fermenta las patatas y obtén un extra de acidez y de umami, al tiempo que logras una textura más cremosa y una cobertura crujiente. Palabra de Pablo Soler, de Pollería San Pablo (Zaragoza).

leer más

Casa Raúl (Naves de Llanes). Las mejores patatas del Oriente Astur

Jul 24, 13 Casa Raúl (Naves de Llanes). Las mejores patatas del Oriente Astur

Publicado por en Asturias, Destacado, Llanes

Casa raúl es un secreto astur hasta ahora celosamente guardado por los poseedores e iniciados. Descubra en este post donde se hacen las mejores patatas fritas varias salsas y de paso, cursen visita a Naves de Llanes, un pueblu de lo más chulo.

leer más

Taberna Ekaitz (Donostia). Casa Polipaso, benditos sacramentos

(+28 rating, 8 votes)Cargando... Donostia-San Sebastián siempre nos recibe con los brazos abiertos. Hacer el pertinente eslalon por la autopista A-8 merece la pena pues, tras las temidas cabinas de peaje y el sinfín de curvas, esperan amigos y familiares dispuestos a entablar conversación, compartir mesa y mantel, y brindar por la certeza de lo que ya pasó y la ilusión de lo que aún está por venir. Uno de los últimos encuentros fue en la Taberna Ekaitz, en lo más alto de Igeldo, justo en el edificio que igeldotarras y antiguotarras conocen como Casa Polipaso, donde uno puede dejar atrás la capital donostiarra y poner rumbo a Orio, donde todavía abundan los lugareños y se dice que lo mejor es pedir croquetas de ensueño, guisos aprendidos en casa, chuleta a la parrilla y pescados como la merluza, que las hermanas Etxarri cocinan con mimo. Pues bien, nosotros pedimos alubias. Y no fuimos los únicos. La meteorología incitaba ­al cocido y al guiso contundente. Fuera arreciaba la lluvia, no faltaba el viento y el frío atería los huesos, la pequeña terraza estaba desmantelada y numerosos coches reposaban inertes y empapados frente a la austera fachada del asador. Ya sentados a la mesa, casi en el centro de su apretado comedor, decorado con chimenea y profusión de lauburus, pedimos una botella de Muga (19,80 euros), un crianza de 2008 prácticamente infalible, a base de tempranillo (70%), garnacha (20%), mazuelo (7%) y graciano (3%). Clásico, en absoluto audaz, pero un valor seguro. Abrimos boca con unas anchoas ricas (15,40), aunque el abundante aceite, extrañamente, no invitaba a sumergir pan en él. Y cometimos el error de pedir revuelto de morcilla (8,80), que resultó ser una tortilla sencilla e innecesaria, dado que pronto llegarían los sacramentos de la alubiada. ¡Ah, qué sacramentos! Benditos sean. Alabados sean el tierno y sabroso chorizo, la fina morcilla de verdura, la abundante berza y esa tiernísima carne que se deshacía en la boca cual delicada carrillera. Todo dispuesto en cantidad suficiente en el pertinente...

leer más