Selectos de Castilla (Villamartín de Campos). Lo mejor de pato

Ene 14, 13 Selectos de Castilla (Villamartín de Campos). Lo mejor de pato

Publicado por en Castilla y León, Palencia

El producto estrella de Selectos de Castilla, por su imbatible calidad/precio, es el paté de mousse de foie gras a la pimienta verde: Resulta increíble su ligereza en paladar y la untuosidad de textura (y su ajustado precio).

leer más

Restaurante Blanco y Negro (Oña). Castilla y Senegal, en un entorno de sueños

Jul 09, 12 Restaurante Blanco y Negro (Oña). Castilla y Senegal, en un entorno de sueños

Publicado por en Burgos

En Blanco y Negro vimos un lugar pequeño, coqueto, abarrotado de gente eufórica por la comida (y la bebida) y decidimos que allí había que comer a toda costa.

leer más

Restaurante La Alegría (Fuentes de Ropel). Como en casa (Tierra de Campos II)

Ene 04, 12 Restaurante La Alegría (Fuentes de Ropel). Como en casa (Tierra de Campos II)

Publicado por en Castilla y León, Zamora

(+14 rating, 4 votes)Cargando... Sorprende que en una pequeña localidad de apenas 600 habitantes exista un bar-restaurante que ha sabido –y podido- adaptarse al paso del tiempo. A la cruda realidad, seamos sinceros. El bar-restaurante, o sidrería, como les gusta que se les llame, La Alegría (más conocido en la zona como “el bar de Nini”), está regentado por una familia que lleva en el negocio toda la vida. Y eso se nota. Ha pasado por todas las fases: bar de “jugar la partida”, de aperitivos, pub… y ahora, además, restaurante con todas las de la ley. Han montado una cocina digna de los mejores locales y pueden presumir de un producto de calidad, bien cocinado y de presentación más que aceptable. El comedor ha sido objeto de continuas mejoras. En un par de años han acristalado el techo del hermoso patio que era incapaz de albergar a nadie, teniendo en cuenta el clima extremo que se disfruta en tierras zamoranas. Así, se ha diseñado un salón de estilo rústico, bien organizado y limpio. Las mesas correctamente ubicadas, adornadas con mantelería a juego de las acolchadas sillas y todo acompañado por una iluminación adecuada que otorga al local un aspecto de lo más acogedor. Y ahora en invierno limitan el habitáculo con un nuevo cerramiento móvil, que la clientela es menor y el espacio a calentar demasiado grande. En la cocina, Nini, con toda su maestría y acompañada en el servicio al comensal por Raúl, que derrocha simpatía por los cuatro costados. Éste es además pareja de Bea, en la barra, de la que admiro su paciencia que, dicho sea de paso, con los lugareños hay que tenerla, y mucha. Y los tres forman un gran equipo que no tiene horario y trabaja sin parar. No disfrutan de descanso semanal; deberían planteárselo. En verano, hay que ver la cara de cansados que tienen… Y es que en la época estival, cuando el pueblo crece hasta los mil y pico habitantes y los forasteros ocupan sus...

leer más