¿Qué se cuenta en un Foro de Comunicación Enoturística?

Feb 18, 14 ¿Qué se cuenta en un Foro de Comunicación Enoturística?

Publicado por en Destacado, La Rioja, Miscelánea

(+15 rating, 3 votes)Cargando... ¿Qué me gusta más, beber vino o viajar? Beber no está del todo bien considerado, así que, aunque nunca como entre bebidas, mentiré y diré que prefiero hacer turismo. Aunque recuerdo un viaje a México haciendo la conga en la cubierta de un barco y bebiendo txupitos de tequila rosado… Qué narices, me gusta más libar buen vino. Y, ya, la releche es poder conocer nuevos lugares al tiempo que descubres caldos, visitas bodegas y jamas como un señor. Eso es posible hacerlo en Rioja Alavesa, un territorio entregado al cultivo de la uva. Por eso no es de extrañar que Laguardia, una de sus principales poblaciones y, por otra parte, el pueblo más bonito de Álava, acoja un interesante encuentro de enoturismo. El Centro Temático del Vino Villa Lucía, de dicha localidad, acogió, los días 14 y 15 de noviembre (ejem, si, han leído bien), la tercera edición del referido III Foro de Comunicación Enoturística, e hicimos un poder para acudir al mismo. El día 14 madrugamos más de lo deseado, arrancamos el motor, cargamos un puñado de discos de Quique González y nos dirigimos allí. Siempre recordaré, por su espectacular belleza, el ramo final del recorrido, entre viñedos teñidos de colores vivos, cubiertos de hojas granates, anaranjadas, verdes y amarillas, un cromatismo fascinante que pronto fue barrido por vientos y heladas. Una imagen grabada en la memoria, un recuerdo imborrable, una estampa más que recomendable, necesaria. Al llegar, me acredité, me reconfortó la sonrisa de la chica de información al pronunciar (yo) Lo Que Coma Don Manuel, y escuché a los políticos de rigor referirse a las bondades de Rioja Alavesa y de la gastronomía vasca. Los minutos de la basura, en jerga deportiva. Pronto fueron periodistas, blogueros, técnicos de la Administración, abogados y más políticos los que ocuparon el escenario. Rompió el hielo Pau Morata (director adjunto de la revista Incentives&Meetings), quien recordó los tiempos en los que se ganaba un dinero como vendimiador y señaló, alborozado,...

leer más

Andra Mari (Galdakao). Un clásico en forma

Ene 20, 14 Andra Mari (Galdakao). Un clásico en forma

Publicado por en Bizkaia, Destacado, Estrellas Michelin, Euskadi

(+33 rating, 7 votes)Cargando... Es todo un privilegio ser considerado un clásico, siempre que la púrpura no te ciegue y su peso te encorve, hasta el punto de anquilosarte y terminar convertido en un dinosaurio. Es común toparse con negocios que se duermen, que crían fama, suben precios y se echan a dormir, pero éste no es el caso de Andra Mari, un verdadero clásico de la gastronomía vasca que está totalmente en forma. Porque lo ratifica año tras año la venerada Guía Michelin, que mantiene su estrella desde hace tiempo, y porque lo he comprobado yo mismo. Y a mí eso me vale más que los caprichos de la guía roja. Qué pasa. No soy el primero que escribe las bondades del restorán vizcaíno, pues se ubica junto a la iglesia de Andra Mari, de estilo románico-gótico (con elementos de reconstrucción renacentistas), desde 1964. Ese año lo pusieron en marcha los hermanos Patxi, Dominga y Juan Cruz Asúa (hoy lo regenta Roberto, hijo de Patxi), y en 1976 el edificio, con fachada blanca y lisa en origen, adoptó su actual aspecto, acicalado con restos de caseríos demolidos. El fino parcheo ha embellecido una estructura cuyas estancias están bien surtidas de madera de roble, tallada con azuela; de hecho, en su bodega alberga el tronco de un viejo roble, el de las mentiras, a cuyo pie la gente del lugar exageraba sus posesiones en animadas conversaciones que tenían lugar antes de entrar a misa. Conocer su historia hace más interesante cada visita. Yo, en mi penúltima, pude caer en la tentación de probar las recetas más caras de su carta, que son ensalada de bogavante con frutas y verduras (29 euros); rodaballo con pil-pil de cítricos y fondo de vainas (29); y centro de entrecot con guarnición de pimientos y patata panadera (28); pero decidí apostar por la fórmula ‘económica’, el Menú Tradicional Elexalde, que ofrece cinco platos y postre por 42 euros (sin bodega). Comí rebién y tranquilicé mi ánimo observando el verdor...

leer más