Churrascaría Brasa Y Leña (Vitoria). Invitación a la gula

“En Brasayleña elaboramos la mejor y más típica cocina gaucha de Brasil. Se encuentra en una churrascaría brasileña donde se preparan y maceran los mejores y más reconocidos cortes de carnes de la rica pampa, servidos al estilo rodizio”. Esto leemos en los tapetes de la franquicia Brasa Y Leña, una brazilian steakhouse que se promociona con tan pomposa prosa, aunque luego es otra cosa… ¿Por qué lo digo? En primer lugar, porque confío en que la tradición culinaria brasileña tenga mucho mas que ofrecer; luego está la situación de agobio que a uno le invade en sus asientos a medida que se dilata y estira la piel de lo que comúnmente venimos a llamar tripa, tripontxi. Porque uno se sienta en la mesa, con su tapete y su servilleta de papel, y pronto le entran ganas de comer todo lo que pueda, parece obligado a engullir cuanto le ofrecen y depositan al corte sobre el plato. Incluida la referida servilleta. Y el duro plato. Y la mesa. Y la silla que sostiene sus posaderas. ¡He pagado el Rodizio Gold y tengo que comer 20 tipos de carne! Ja, como leer ‘Guerra y paz’ en una hora. Pero lo peor de todo es que lo intenta, sin ser realmente consciente de lo estúpida que resulta la empresa. Aquí el menda, que fue mirado con ojos inyectados en ira por la encargada de un allyoucaneat parisino por su voracidad a la hora de engullir pizzas, lo intentó, y justo cubrió la mitad del expediente. Aunque, claro, otro gallo hubiera cantado si lo servido mereciese realmente la pena, el esfuerzo… Zuloko y quien suscribe se plantaron en el hueco que la franquicia tiene en el Centro Comercial Boulevard, hicieron saber que su opción era la Gold (12,50 euros -15,80 en fin de semana y festivo-; “pudiendo degustar hasta 20 tipos diferentes de cortes asados de res, pollo y cerdo, con acompañamientos típicos de un rodizio”), no la Silver (10 tipos) y raudos se las ingeniaron para...

leer más

Brasa y Leña (Barakaldo). Lo poco gusta, lo mucho cansa

Mar 21, 11 Brasa y Leña (Barakaldo). Lo poco gusta, lo mucho cansa

Publicado por en Bizkaia

Estuvimos la alegre familia profunda el sábado en el Brasa y Leña. Un local, por llamarle algo, ya que en realidad es un galpón ubicado en el Max Center barakaldense. Brasa y leña  es una franquicia especializada en el rodizio. Ustedes me preguntarán: ¿que es el rodizio? (voces en off: “Sí, si.   venga , cuéntanos, qué es el rodizio y de paso,  explicanos quién mató a Kenny, a qué huelen las nubes y dónde está Jimmy Hoffa? Por partes. Además del apellido de una periodista con voz flautense denostada por el intrépido Perez Reverte en Territorio Comanche, un rodizio  (que no UNA rodizio) es una especie de pirulo gigante de carne a la brasa  cocinada de múltiples formas, con muchos condimentos, de diversos tipos  de carne (cerdo, pollo, buey, etc). El precio es fijo, hay veinte variedades y  en la publicidad del establecimiento te dicen que puedes repetir hasta quedar harto. La estrategia es servirte  rápidamente y los cortes más económicos (cerdo, pollo) para que quedes ahíto y les salgas rentable a los propietarios de la franquicia. Así que, recomendación gratis: nada de comer a lo loco, pedir pequeñas raciones y, si algo te gusta (por ejemplo la picanha, (solomillo la  tapilla, una pieza que se extrae de la parte trasera, sobre el culo del animal, en contacto con el rabo, que estrecha por uno de los extremos y que no llega a pesar más de dos kilos. Su escasez la encarece: su precio equivale a nuestro solomillo europeo) o la maminha, no te olvides de pedirlo las veces que sea menester). Con la carne vienen de serie los acompañamientos entre los que está la ensalada, el arroz, las alubias, el platano frito o las patatas y la farola una harina de mandioca con la que si lo deseas puedes empanar los pedazos de carne. En el apartado de  bebidas hay que tener cuidado si no queremos sorpresas con el precio final. Las sangrías (muy ricas) y  la caipirinha (normalita tirando a floja) NO van intuidas...

leer más