Río Coura (Lisboa). Sabores primarios

Ago 08, 13 Río Coura (Lisboa). Sabores primarios

Publicado por en Destacado, Portugal

(+53 rating, 11 votes) Cargando…   Lisboa en verano es luminosa, calurosa y olorosa. Huele a sardinas asadas, sobre todo. A veces también, en algunos montones de polvo urbano que se acumulan en las esquinas más vetustas y descuidadas de las aceras, atufa a detritus. Las mujeres de ahí son muy hembras y se ven muchos negros de las colonias. Lisboa, capital imperial: imperial llaman a las cañas de cerveza servidas a presión. El turismo está en alza y, gracias a los líos de los moros y los árabes, hay visitantes de aluvión ajenos a la amenazas del rescate económico del gobierno portugués. Estas vacaciones leo en un periódico luso que los guiris (igual que yo ahí), sobre todo, acuden por la buena comida, el buen vino y la simpatía de la gente. Vaya: en España se come mejor, el vino luso parece potable (pero en bares todos a precios superiores a los de España y, generalmente, servidos en peor cristalería) y el paisanaje portugués es probable que sea más humano. No obstante, si puede, el comerciante portugués de a pie se salta el 23 % de IVA en las facturas. Las facturas de los restoranes y tascas aparecen y desaparecen como en juegos de manos; las reclamas a los camareros y se hacen los despistados, te las escriben a mano en papeles sin rigor legal y, a veces, te llevas algunas notas y, cuando luego te fijas, se indica ‘este documento no sirve de factura’. Ja, ja. ¿Hablamos de la curva de Laffer? ¿Recordamos que a más impuestos más fraude, más economía sumergida? Bah, ahora no, pero señalemos que a menudo a los hosteleros lusos se les rompe el datófono, el ‘multibanco’, y no puedes pagar con la Visa. Je, je… En el primer día en Lisboa acudimos a cenar al restaurante Río Coura, garito sito en la cuesta entre la catedral y el castillo, en el barrio de Alfama, donde conseguí mi pulsera de la suerte. El Río Coura me lo ha...

leer más

Bienvenidos a Snack Bar Capricho (Olhão)

De paseo por la población portuguesa de Olhão, junto a Mandi y El Rmrls, reparamos en este cocinero que alzaba el pulgar de su mano derecha, al tiempo que con su izquierda mostraba una pizarra donde se anunciaban bifanas, cachorro, lingueirao (navajas), camarao, almêijoas (almejas) y tostas. Nos gustó, hasta que vimos el mismo muñecote entre los frescos del Carrefour que frecuentamos. Vaya, qué poco original, ¿no? * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene que la gastronomía es el nuevo rock and roll y, si depende de él, seguiréis teniendo noticias de este hombre al que le gusta ver...

leer más

Casa da Igreja (Cacela Velha). La tasca más casta del lugar

Tenemos un viejo propósito: cenar una buena cataplana en Cacela Velha, coqueto pueblo del Algarve portugués cuyo colorido desconocemos, pues siempre hemos acudido allí de noche. No especialmente tarde, aproximadamente a las 21:30 (tengan en cuenta que en el país vecino es una hora menos) lo suficiente para quedarnos sin hacer fotos y para que los restaurantes más vestidos nos negaran el pan, la sal y la cataplana, pues estaban a puntito de cerrar la cocina. Ese horario europeo… En fin, el caso es que la última vez nos negamos a volver al apartamento con el estómago vacío y optamos por sentar nuestras posaderas en los austeros asientos de Casa da Igreja, el restorán más jatorra, más casta del lugar. Pequeño, desprovisto de todo lujo y un pelín desvencijado, la clave para disfrutarlo consiste en dejar todo falso elitismo y pretensión en el umbral de entrada y entregarse a la charla y la masticación. Así será difícil poner pegas a un canto a la sencillez que no deja tocado el bolsillo. 6,50 euros cobran por una ración de jamón de trazo grueso y que no ha visto una bellota ni por televisión. Lo esperado, dado el precio. Siete por unas riquísimas coquinas. 12 por las almejas. 5,50 por un chorizo al infierno que no es ninguna delicatessen, pero a los niños les gusta verlo arder sobre la misma mesa, donde los acelerados camareros le prenden fuego. 15 euros las «gambas fritas», gruesas y sabrosas. Tres por un poco de queso de oveja. 11,50 por una botella de alvarinho. 60 céntimos cada botella de agua. Otros 60 céntimos cada café (yo emigro…). En suma, salvo la imposibilidad de pagar con tarjeta de crédito, todo bien. Buena relación calidad precio en su breve carta, un folio arrugado protegido por un plástico. Y en verano existe la posibilidad de comer en una terraza penumbrosa, con sus manteles de papel y cierta desatención que no hace mella en el ánimo en noches templadas como la que nos tocó....

leer más

Bienvenidos a Restaurante 54 (Albufeira)

Los colores blanco y azul inundan Albufeira. El blanco de las casas posadas sobre las rocas y el azul del cielo y también del mar que baña esta coqueta población del Algarve portugués, que sólo pierde su encanto cuando en sus fachadas se amontonan los neones. Algo que sucede muy a menudo, dicho sea de paso. El caso es que aún me sorprende que, con tanto sol, tanta cal, tanta brisa y unas vistas tan espectaculares como las que se adivinan al fondo del local en la misma fotografía, reparara en que un barco navega sobre 12 azulejos junto a la misma puerta del Restaurante 54. Últimamente me sorprenden tantas cosas, que voy a empezar a preocuparme, diré de paso. Aunque no venga a cuento. (cuchillo) ver ubicación Praça Miguel Bombarda, 8; 8200 Albufeira (Portugal) 289 587 072 * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree...

leer más

Por comentar: el restaurante del Palácio Nacional da Pena (Sintra) merece la pena

(+6 rating, 2 votes) Cargando… Lo peor de Disneyland París es, sin lugar a dudas, su oferta de fast food. Tenía ganas de decirlo ya, hombre, y he creído este un buen momento porque el Palácio Nacional da Pena, unido al Castillo de Monserrate, el Castelo dos Mouros y otras construcciones viejunas y de carácter residencial, defensivo, religioso y/o recreativo (Parques de Sintra-Monte da Lua, S.A.), no deja de ser una especie de parque temático con miles de visitantes diarios. Precisamente por eso me sorprendió el servicio y la comida de su restaurante. El palacio mandado construir por Fernando II de Portugal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tiene una cafetería donde se despachan a destajo bocatas y snacks que uno tiene que comer en desordenada terraza o sentado en un bordillo. Mera subsistencia, simple avituallamiento para seguir recreando la vista. Pero también tiene ese otro bonito, sobrio y pétreo restorán donde te hacen sentir en un palacio, efectivamente, con camareros solícitos que enfundan sus manos en guantes para coger el pan, y otros detalles por el estilo. Nosotros comimos sopas del día (crema de verdura; 2,30 euros), queso de cabra gratinado (4,55), espetada de pulpo (10), lomo de bacalao asado (12), filete con patatas y una ligera y sabrosa salsa de cafe (marrare), tres porciones de tarta (galleta y brigadiero; 3,50 c/u), agua, una botella de O Saloio (blanco local a base de Malvasia de Colares, Fernão Peres, Jampal y Arinto; 7,50), pan y café (1,10) y todo estuvo bueno. ¿El precio? 82,15 euros, a la carta, dos adultos y dos críos. Merece la pena. Queda dicho. (Igor Cubillo) ver ubicación 21 923 12 08 IGOR CUBILLO Periodista especializado en música, ocio y cultura. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el medio de la vida, si hay suerte, tal vez. Ha pasado la mayor parte de su existencia en el suroeste de Londres, donde hace más de 20 años empezó a teclear, en...

leer más

Por comentar: A Taberna do Pescador (Albufeira), el bacalao más seco de Portugal

Me parece una mediocridad ejercer el periodismo aferrado a la enciclopedia, como trampolín a la pedantería, y pegado a la recopilación de dichos, frases hechas o citas de rigor, con intención de colar dos o tres en cada pieza. No obstante, ello no es impedimento para que en mis viajes guste de aplicar lo de allá donde fueres, haz lo que vieres. En Zamora bebo vino de Toro, en Huelva pido pescado y marisco de sus puertos, en Suráfrica naranjas de zumo, en Portugal como bacalao, el orgullo nacional. Por eso tengo base para afirmar que el servido recientemente en A Taberna do Pescador de Albufeira fue, pese a la esplendorosa foto que sacó Cuchillo, el más seco e insípido de cuantos he comido (y son ya muchos) en el país vecino. Amén de, quizá, el más caro (15 euros). «¿Está todo bien?», preguntó uno de los desenfadados camareros. «Bueno, el bacalao está muy seco, así no está nada rico», le contesté. El mesero puso cara de vaya con el cascarrabias éste y cerró la conversación con un «el bacalhau es así». Vaya, entonces lo habéis bordado, pensé. Cría fama, cuelga un cartel de cocina regional y échate a dormir. Están avisados. (Igor Cubillo) Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta...

leer más

Bienvenidos a Restaurante Alcobaça (Sintra)

Hay muchos negocios que pierden clientela por el mero hecho de que sus entradas, sus puertas de acceso, pasan desapercibidas para el común de los paseantes. Los responsables del restaurante Alcobaça han hecho lo posible para que eso no suceda en su caso, y han sembrado de reclamos los alrededores del negocio. Así, uno deambula por la rua das Padarias, en el centro histórico de Sintra (Portugal) y si no repara en el busto de cocinero que anuncia cozinha portuguesa en su fachada, ni en las cacerolas que penden sobre su letrero, puede resultar herido por un gran tiburón, siempre que el enganche falle y el bicho se desplome. Si sobrevive al impacto del escualo, no descarten que tropiece con un pescador que exhibe una captura y un gran cartel con las sugerencias del chef: cataplanas, paella (!!), bacalhaus… Y es que los asesores de la cosa han apostado en este caso por una máxima extendida: más vale que zozobre, que no que zofarrrte. * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio...

leer más

Restaurante Adega Paço do Conde (Coimbra). La importancia del orden en la mesa.

Una tía mía acostumbraba a decir «El estómago no tiene baldas» para justificar el desorden en la ingestión de alimentos. Si el dulce es lo que más me apetece en este momento, por qué no empezar por esa tarta que me mira con ojos golosos, antes de comer el entrecote y la sopa, ¿eh? Había que darle la razón y ver cómo se relamía entre cremas y hojaldres, gozosa, mientras tú soplabas y soplabas, resignado, esperando a que el caldo se enfriara un tanto. Nadie debe extrañarse por ello, pues la máxima de los estantes debe guiar hoy también a muchos hosteleros que desatienden la tan necesaria lógica a la hora de servir las mesas y atender a sus clientes. Una desatención que, lamentablemente, ya no se circunscribe al sindios de los restaurantes chinos, donde el reducido precio justifica que nos sirvan al tiempo rollito de primavera, salsa soja, agridulce y picante, fideos de arroz, chopsuey, flan chino, cerveza, café, copa, puro y licor de rosas. Como muestra, sirvan estos botones de este mismo verano: María, lectora de LQCDM y cocinera, se olvidó del corporativismo cuando le sirvieron los platos calientes en primer lugar a su paso por la sidrería El Bodegón de Llanes, donde, por lo visto, llaman bogavante al surimi; Jgar, otro lector del blog, todavía andará mosqueado después de que “la dueña” del restaurante Boga, en Algorta, le dijera “enfurecida” que “allí se comía como ella decía”. Todo por pedir que llevaran “más despacio los platos, porque no había más sitio en la mesa”. Y yo mismo he padecido recientemente el desdén de cocineros y meseros a mi paso por Coimbra. Lo padecí, y el recuerdo de tamaño desaguisado ensombrece cualquier otro recuerdo de mi escala en la ciudad surcada por el río Mondego, el más largo entre cuantos nacen y desembocan en Portugal. Orgullo nacional. Excepción hecha de las angostas cuestas que conducen a la vieja universidad, el parque Portugal de los Pequeñines y los cafés a 70 céntimos. Si...

leer más

Bienvenidos a Loja do Vinho (Sintra)

«La vida es buena, pero el vino es mejor». Esta sabia reflexión de Fernando Pessoa luce en la fachada de la Loja do Vinho, despacho de vino y productos gourmet ubicado en el número tres de la Praça da República de Sintra (Portugal). No es la única ocasión en la que el poeta lisboeta dejó patente su gusto por el zumo de uva fermentado. Sirva de ejemplo las siguientes líneas sobre la bebedeira, la borrachera, la embriaguez, la ebriedad, la melopea, la merluza, la mona, la tajada, la cogorza, la moña, la llorona, la tranca, el tablón, la turca, la curda, la juma, la jumera, la pea, la pítima, la manta, el pedal, el pedo, el cuelgue; la intoxicación etílica, en suma. «A bebedeira às vezes dá Uma assombrosa lucidez Em que como outro a gente está. Estive ébrio sem beber talvez»     («La borrachera a veces da una asombrosa lucidez en que como otro uno se siente. Estuve ebrio sin beber tal vez»)   * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio...

leer más

Restaurante Mercado do Peixe (Aveiro). Supera la media del lugar

La cocina española es excelente porque no hace falta acudir a un restaurante de campanillas para quedar realmente satisfecho, para comer bien y querer contarlo u recomendarlo. Es posible vivir una experiencia reconfortante en el lugar más inesperado; da igual que sea un barrio decadente o un austero menú del día. Lo normal es comer bien. No sucede lo mismo en la vecina Portugal, donde la gastronomía necesita también un rescate. Al menos en sus costas, desde Vila Real de Santo António hasta Oporto, abundan los comedores donde la oferta se limita a poco más que pequeñas lubinas y doradas de piscifactoría servidas con patatas hervidas y/o ensaladas descuidadas, y donde te intentan colar con el pan tarrinas de mantequilla y paté de sardinas, así como aceitunas y porciones de queso. ¿Convite? Eso parece, ya lo hemos contado en otras ocasiones, pero realmente es una manera rastrera (y sorprendentemente extendida, junto al país de la tapa) de engordar la factura. Vergüenza nacional. No obstante, no pasa lo mismo en el restaurante Mercado do Peixe de Aveiro, habilitado en el primer piso del Mercado Municipal José Estêvão, un ejemplo de art nouveau diseñado, dicen, por el mismísimo Gustave Eiffel. Allí nos recibió Madalena, una camarera que dominaba el español y se ganó nuestra confianza al tratar con deferencia a los adultos y con complicidad nada infantil a los críos, haciéndoles sentir importantes. Pues lo son. Además, nos ofreció entrantes que rechazamos, no los colocó sobre la mesa sin haberlos pedido, y acercó una bandeja con los pescados disponibles, para comprobar su frescura y decir este sí, este no.Pagando sólo un poco más que en los muchos locales de los alrededores, donde la gente se agolpaba en numerosas mesas repartidas por la plaza del mercado y era mecida por el toque de un guitarrista, gozas de un servicio esmerado, te miran a los ojos y te aseguran que se trata de pescado «de mar». De origen noble y bien preparado. No abrazan la excelencia, la verdad...

leer más

Bienvenidos a Restaurante A Taverna (Sintra)

La visita al centro histórico de Sintra, localidad portuguesa idealizada por Lord Byron que cuenta como atractivo con una suntuosa y atestada ruta por parques, jardines, palacios y castillos, se agota rápidamente. El lugar cuenta con un empinado, coqueto y transitado (nada recoleto) espacio que agrupa restaurantes, pastelerías, vinotecas, alguna heladería y tiendas de recuerdos en un puñado de calles cuyo recorrido permite tropezarse con reclamos comerciales como el intrépido buceador-pescador que, tiburón en mano, muestra las sugerencias del Restaurante A Taverna. Su cataplana de bacalao y de lubina, su paellita, sus sardinas asadas… * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene...

leer más

Bienvenidos a Central Planet (Albufeira)

Es curioso, Albufeira ha sido invadida por los turistas y, en consecuencia, la oferta hostelera se ha llenado de palabrejas en inglés. El repertorio de carteles y neones abarca desde el Liquor Store al Rock Cafe y el Live Music, sin olvidar el Grill Steak-House. Ello, y el hilo musical procurado por la actividad de músicos callejeros, entre quienes destaca el saxofonista Johnny Hooper, hace que un paseo por sus calles tenga cierto aroma a Disney. Aún así, el pueblo del Algarve conserva cierto encanto, con su horizonte de casas encaladas y rocas. Invita a pisar sus adoquines y permite toparse con el mismísimo Mick Jagger, quien presume de morritos y da la bienvenida al Central Planet, un «live music bar» donde puedes beber, comer algo y, claro, escuchar música en vivo. * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, tabernas, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera, BI-FM y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree y alguna otra trinchera. Además,...

leer más