Paella maketa, por Iñigo Romera (Recetas para una cuarentena #45)

Abr 11, 20 Paella maketa, por Iñigo Romera (Recetas para una cuarentena #45)

Publicado por en Destacado, Recetas

La paella maketa, que combina fumet y gamba de El Abra con boletus soriano, es la principal especialidad de Fonda Romera, donde Iñigo se afana en los fogones y Amaia se deshace en atenciones.

leer más

Arroz con pollo, por José Ángel Sarachaga (Recetas para una cuarentena #4.)

Mar 21, 20 Arroz con pollo, por José Ángel Sarachaga (Recetas para una cuarentena #4.)

Publicado por en Destacado, Recetas

Arroz, pollo, salsa de tomate, sal y caldo de pollo. No hace falta más para hacer un plato de lo más sabroso según la fórmula de José Ángel Sarachaga. Y, sí, aceptamos agua y pastilla deshidratada, dado que estás encerrado #quedateencasa

leer más

perretxiCo (Vitoria). Opción de moda para cenar de picoteo

Ene 16, 14 perretxiCo (Vitoria). Opción de moda para cenar de picoteo

Publicado por en Araba-Álava, Destacado

(+13 rating, 3 votes)Cargando... perretxiCo es la taberna de marmitaCo, la última aventura de Josean Merino, cocinero autodidacta, Estíbaliz Pérez, su chica, y el resto de su equipo. Así se presenta esta filial del restaurante vitoriano señalado en 2011 como Mejor Barra de Pintxos y Tapas de España, en concurso celebrado en el marco del congreso Lo Mejor de la Gastronomía, en Alicante. El lugar está de moda y, aunque también ofrece menú del día, se ha convertido en un plan A para muchos aficionados a las cenas de picoteo, por lo que no siempre resulta sencillo hacerse un hueco en su mostrador ni en sus mesas. Quedan advertidos. Nosotros esperamos un rato departiendo junto a la barra, mientras tomábamos el pote de rigor y, cuando quedó una mesa libre, nos acomodamos en ella y seleccionamos seis propuestas de su carta de pintxos y raciones. Acudimos inducidos por un muy reputado chef de la capital alavesa, y nos quedamos a medias. Ni nos conquistó, ni nos disgustó del todo. Nos gusta ver trabajar a la gente, nos gustan las cocinas a la vista, y es digno de elogio el esfuerzo en la presentación de las preparaciones, pero, a nivel estrictamente coquinario, el resultado fue muy irregular. Lo mejor de todo fueron los paraguas de queso de cabra y boletus con cebolla confitada en miel (1,95€/ud.), creación de Estíbaliz que solicitan los clientes del marmitaCo desde hace más de diez años. Para elaborarlos, se pochan los hongos picados con cebolla y se añade el queso de cabra a la sartén, creando una especie de crema a la que, posteriormente, se suma miel. La masa resultante se envuelve en el abrigo clásico de los rollitos de primavera (spring roll), dándole forma de cono, se pincha con una brocheta y se fríe. También gustaron los langostinos empanados con cacahuete (8,50€, la ración), para untar en salsa curry. Aceptable resultó el arroz cremoso con pulpo y parmesano (3,50€), que tuvimos que solicitar por dos veces, al habérsele pasado...

leer más

Restaurante El Rek (Valencia). Notable alto

Jul 11, 13 Restaurante El Rek (Valencia). Notable alto

Publicado por en Comunidad Valenciana, Destacado, Valencia

(+25 rating, 6 votes)Cargando... Uno, que es viajero prudente, trata de documentarse antes de ir a los sitios y, si se trata de averiguar dónde encontrar avituallamiento del bueno, evitando la ruina por una parte y la decepción por la otra, sabe que tiene dos opciones posibles: encomendarse a los astros con la esperanza de que éstos le sean propicios, o bien consultar a sus oráculos de cabecera que, en este caso, no pueden ser otros que la cúpula de los Manueles. Así, pedimos consejo al gran Maestre Cuchillo antes de emprender nuestro reciente viaje a la comunidad valenciana y, entre otros consejos, me facilitó una dirección para comer “arrós” del de verdad; algo que en principio parece tarea fácil en un territorio donde el cereal es la gran súper estrella, pero no lo es tanto cuando te tienes que enfrentar a elegir entre los cientos de restaurantes, terrazas y chiringuitos en los que la oferta se basa precisamente en la amplia variedad de formatos en los que se puede degustar un arroz valenciano (paella, a banda, negro, al horno, con marisco, caldosos…); y donde, créanme, no es oro todo lo que reluce. Hace ahora diez años, ya tuvimos una primera experiencia más que reveladora en Casa Salvador (El Estany, Cullera) donde, sin duda, degustamos el mejor arroz a banda que he probado hasta la fecha. Y cuya visita les recomiendo a todos, sin el menor género de dudas. En esta ocasión no queríamos desplazarnos tanto (Cullera viene a estar a 45 minutos de Valencia, nuestro punto de partida) y estaba convencido de que sin salir del espectacular Parque Nacional de la Albufera, cuna de los mejores cultivos arroceros de la provincia, tenía que haber un restaurante que estuviera a la altura o, cuanto menos, no defraudara. Una segunda premisa era dar con un lugar que no se nos fuera demasiado de presupuesto ya que, viajando con dos churumbeles, uno tiene que mirar también por la cosa pecuniaria, que no todo va a ser...

leer más

Por comentar: muy recomendable y económico el menú de Pad Thai (Madrid)

Muy recomendable y económico (¡menos de 9 euros!) el menú de Pad Thai, el restaurante tailandés de Paseo del Prado 40, en Madrid. Sobre todo el satée (pechuga de pollo asada con salsa picante de cacahuete) y, de segundo, el curry panaeg de pollo o el pad thai (tallarines de arroz) con gambas; acompañado de arroz blanco o arroz de verduras.  (Ana Laballo) ver ubicación Paseo del Prado, 40; 28014 Madrid 91 420 09 64 Don...

leer más

Taberna Marinera Machichaco (Santander). Los mejores pescados de la lonja

Hágase el lector a la idea de que el litoral español mide miles de kilómetros. Sólo en la península (excluido Portugal, claro) hay 3.167 kilómetros de costa, a los que se debe sumar el mogollón de las ínsulas: Baleares y Canarias sobre todo. Pues el periódico ABC hizo este estío una selección de los mejores restoranes marineros de España y le salieron 19 nombres. Cupo el Machichaco y rezaba el texto: «Al Machi, como se le conoce popularmente, se va a comer las mejores rabas, guisos marineros y el pescado más fresco de la lonja». El colega Pato, que es cántabro, se asombró ante la elección y balbuceó: «Si es una tasca…». Ya, pero como lo recomienda el ABC… Además, como nos reveló una camarera al recoger la mesa: «No sabíamos que nos iban a sacar. Para salir en estas listas se paga, pero nosotros no pagamos nada». Nosotros debutamos en el Machi durante el Festival Turborock celebrado en Santander. Invitó La Txurri, que estaba en racha. El Machichaco se esconde cerca del Hotel Bahía, o sea en el cogollito comercial de La Pozona, próximo a sus estaciones de bus y tren. La terracita se le suele llenar y el comedor inferior también. La barra de la foto se ve afanosa y concurrida y el comedor superior suele merecer ocupaciones cumpliditas. La decoración es un tanto minimal-tradicional, y nosotros nos aposentamos arriba. Nos atendió una maître flaca que nos aconsejó, informó y, en previsión de que nos hastiáramos, corrigió la inicial petición de entrantes borrando las raciones enteras y reescribiendo medias. Pretendíamos comer pescado, claro, y nos ofreció machote, dorada… La Txurri preguntó casi impertinentemente si eran de piscifactoría y la delgada señorita respondió paciente, amable y orgullosamente que no. La carta de papeo es larga en el Machi y la de bodega competente y a precios no baratos aunque asumibles. A las marcas de los vinos les apoyan explicaciones subjetivas alegres, en plan el chef David de Jorge. Yo pedí Soliterra (16,20, IVA...

leer más

Restaurante Astuy (Isla). Paellas y mariscadas

Ago 29, 11 Restaurante Astuy (Isla). Paellas y mariscadas

Publicado por en Cantabria

Si Cantabria es uno de los lugares del Planeta Tierra donde más se respira la españolidad, no entiendo por qué la frecuentan tanto los vascos. Así, cuando este agosto estuvimos en Isla y durante la bajamar cruzábamos a las olas de Noja, ahí todas las adolescentes se llamaban Irune, Maialen, Goizalde, Goiuria y tal. Y ya en el asfalto de Isla los chavales de los patinetes se llamaban Unai, Ibai y así. Y en las terrazas las abuelas hablaban de sus nietos, que todos parecían llamarse Iker. Iker por aquí, Iker por allá. Perdón por el exordio, pero es que cuando salgo no quiero sentirme como en casa. El caso es que durante nuestra segunda salida vacacional estival pernoctamos en el Hotel Olimpo, donde se come bien (estaba entre nuestros planes repetir en él, aunque no tuvimos tiempo), y acudimos un par de veces al Hotel Astuy, complejo turístico sito en primera fila del paseo, un amplio restorán frecuentado todo el año y que ya conocíamos, una marca famoseta por sus viveros de marisco. En dos ocasiones nos sentamos en él este agosto, observando a los paseantes a través de los ventanales en los tiempos muertos, rodeados de agua y cielo y de otros comensales. La primera ocasión fuimos a cenar. A probar el arroz, que en Isla es una tradición de obligado cumplimiento y en ciertos lugares te acercan la paella y te la sirven con ceremonia. Ya sabe el lector: en ese momento se es tan feliz como los perros cuando les sirven la comida. En el Astuy tardan 25 minutos en preparar las paellas, y como hacía gusa picamos algo durante la espera. Dudamos entre la ‘ensalada de salmón fresco con cogollos de Tudela’ (9 + IVA) y la de ventresca (13,5), y nos decantamos por ésta. La ventresca estaba suave y con sabor, recia y gorda y untuosa. La acompañaban mucha cebolla caramelizada con contentina, pimientos de primera dulces, rojos y camperos, y la compaginé con Viña Sol (8,06 +...

leer más