Pista: la hamburguesa de cabrales de Carpanta (Getxo)

Sep 26, 14 Pista: la hamburguesa de cabrales de Carpanta (Getxo)

Publicado por en Bizkaia, Destacado, Euskadi

El sabor intenso, profundo, del queso manda, pero el conjunto resulta armónico en esta hamburguesa con mucha historia. Especialmente con el dulzor y el crujiente de la cebolla, fría y levemente pochada.

leer más

Bar Xibero (Errenteria). Esas hamburguesas, algo tienen

May 07, 14 Bar Xibero (Errenteria). Esas hamburguesas, algo tienen

Publicado por en Destacado, Euskadi, Gipuzkoa

El personal de Xibero se afana en preparar a la vista hamburguesas, sandwiches, ensaladas, revueltos, un montón de bocatas con buena pinta y platos combinados.

leer más

Cafetería Florida (Bilbao). Un telegrama por su hamburguesa

Recientemente me dejé caer por la Cafetería Florida, uno de las despachos de comida rápida con mejor fama de Bilbao… STOP… el toldo anuncia platos combinados y sandwiches, pero a mi me habían hablado maravillas de sus burguers… STOP… fui con mi buen amigo Tsustas, y nos hicimos fuertes en un rincón del local, sentados en dos de los taburetes fijos que rodean la barra naranja y donde la clientela es distribuida, e incluso redistribuida, para hacer hueco a los nuevos comensales… STOP… allí cocinan a la vista de todos, con la plancha cerca del mostrador, para que veas qué se incluye en tu pedido y cómo se manipula… STOP… eso mola… STOP… pedimos dos hamburguesas completas, compuestas por carne de ternera, cebolla, tomate, lechuga, pepinillo y salsa americana … STOP… todo dentro de un bollo de pan de molde con pepitas de sésamo… STOP… eso no mola, preferimos el ‘pan pan’… STOP… la hamburguesa no estaba mal, y era curiosa la presentación de la cebolla, como rebozada y nada aceitosa, pero en absoluto era algo extraordinario, como correspondería a la mejor hamburguesería de la capital del mundo mundial… STOP… es más, ni siquiera la considero sobresaliente… STOP… en cuanto a la ración de patatas fritas, es enorme, sí, pero son congeladas… STOP… imperdonable… STOP… eso sí que no mola absolutamente nada… STOP… finalmente pagué 19,45 euros por dos hamburguesas (5,25 c/u), una ración de patatas (4,15) y dos carísimas cañas (2,40 c/u)… STOP… el condumio resultó saciante y no nos quedó espacio para uno de sus postres, entre los cuales ellos destacan como “plato estrella” las tortitas con nata y sirope… STOP… conclusión: las hamburguesas del Florida no están mal, pero quizá viven un poco de las rentas, de la buena prensa cosechada muchos años atrás, hace incluso 31 años, cuando el cocinero riojano Antonio Cuesta puso en marcha el negocio… STOP… entonces la competencia era escasa en la villa… STOP… ahora está al frente del negocio su hijo Iñigo Cuesta.. FULL STOP...

leer más

El infame sandwich de bonito y pimiento de Bocadis

El martes pasado fui de visita a Lakua, a la sede del Gobierno Vasco, donde trabaja un buen amigo. Un amigo, al menos. Y, como me recordó a una de las tortillas “especiales” que despachan en el New Inn Urrestarazu, a la hora de comer tuve la desafortunada ocurrencia de contentarme con un sandwich de “bonito y pimiento” elaborado por la empresa vizcaína Bocadis, y despachado en la correspondiente maquina expendedora automática. Primer motivo de insatisfacción, y no es la primera vez que me pasa con esta casa: el atún sólo ocupaba 8 cm2 sobre una superficie total de 60. De 120, si tenemos en cuenta que el sandwich era de dos pisos. Una miseria, un ejercicio de racanería que la Administración debería tener en consideración a la hora de valorar los criterios subjetivos en el próximo proceso de contratación/adjudicación. Sugiero. Segundo motivo: el poco atún está estratégicamente colocado al borde del pan, en el corte, para fomentar otro engaño, la falsa percepción de que el sandwich está a reventar. Cuando realmente está casi casi vacío. Tercer motivo: no es bonito. Esa es otra… Le llaman de “Bonito y pimiento” y luego reconocen en el detalle de ingredientes que ese ‘bonito’ es realmente la suma de atún (95%), aceite vegetal (4%) y sal (1%). Un engaño, a mi humilde entender. Consentido por quien permite ese etiquetado, que esa es otra. Cuarto motivo: el gusto. Es bien pringoso, sobrado de mayonesa, empalagoso, grasiento en boca… Espesa la saliva y deja la boca pastosa. Quinto motivo: deja pringue y olor acre y/o agrio en las manos. Sexto motivo de insatisfacción: para qué seguir enumerándolos… Resultó un sandwich infame. Con productos así en nuestra dieta, nunca figuraremos entre los trabajadores mas productivos. Y eso que Bocadis tiene una línea “Gourmet” auspiciada por Fernando Canales y presume de certificado de calidad UNE-EN ISO 9001:2008. Anda que… (Cuchillo) Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997...

leer más

Gaurko Catering. Kebab, kebab, kebab (yo leo a Kierkegaard)

Donostia enamora. De hecho, tengo grandes recuerdos asociados con el extrarradio de Bilbao. Allí he visto dos veces a Dios (sí, a Bob Dylan), en una abarrotada playa y en un despoblado velódromo. Soy de la partida de futboleros que llenó por primera vez el estadio de Anoeta, para contemplar un Athletic – Sevilla. Aún recuerdo el bikini con barras y estrellas que lucían las coristas de James Brown en La Trini. Y la sobredosis de kokotxas del Ibai. Y la verbenilla de BB King. Y lo estúpido que puede ser un cámarero de La Mejillonera. Y la vista de Santa Clara acodado en la barandilla de La Concha. Y las visitas a mi tío vegetariano de Amara. Y la silueta de Igeldo al despertar en una cama que no era la mía. Y a Kortabarria e Iribar portando la ikurriña en Atocha. Y mi primer sandwich de Kebab de Gaurko Catering. Todo un descubrimiento, oigan. Uno sabe de qué habla, pues es un currela y más de una vez se ha tenido que apañar, a la hora de comer, con un sandwich de máquina. A regañadientes, porque, no nos engañemos, la mayoría de la oferta del sector es monótona, aburrida, y su ingesta generadora de remordimientos. Aunque la gente, normalmente, no lo exterioriza, no protesta ni se lía a mamporros con la maquinaria; apechuga y se contenta con meter masa al estómago, para salir del paso. Siempre que le cueste poco dinero alcanzar la anhelada sensación de saciedad, parece que le da igual meterse entre pecho y espalda un sandwich manifiestamente seco, rácano en ingredientes o pringoso. No en vano, me temo que los más reclamados son los que van bien servidos de salsas, para dar una falsa sensación de jugosidad que termina embadurnando nuestro paladar y encharcando nuestro buche. Qué negativo, ¿no? ¿Creen que lo veo todo negro? Pues no, porque el menda recuperó la fe en las máquinas expendedoras el mismo día que probó por vez primera el referido kebab. ¿Qué...

leer más

Bienvenidos a bar Muga (Bilbao)

(+5 rating, 1 votes)Cargando... Cada vez que paso frente al Muga miro su cristalera y me entran ganas de echar un billar. El caso es que no hay, pero no pasa nada, su música, su comida y su ambiente son suficiente entretenimiento. Gracias, Juankar. * Lo Que Coma Don Manuel coloca en la sección Bienvenidos aquellos muñecos, carteles y dibujos que, con cierta gracia, nos dan la bienvenida a restaurantes, bares, bistrós, chigres, sidrerías y demás locales hosteleros que tanto nos gusta visitar. Esperamos sus aportaciones, queridos lectores * Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo A Mano (GEYC), DSS2016, Den Dena Magazine, euskadinet, ApuestasFree, eldiario.es, BI-FM y alguna otra trinchera. Además, durante dos años colaboró con un programa de Radio Euskadi. Como los Gallo Corneja, Igor es de una familia con fundamento que no perdonaría la cena aunque sonaran las trompetas del juicio final, si es que no han sonado ya. Sostiene que la gastronomía es el nuevo rock and roll y, si depende de él, seguiréis teniendo noticias de este hombre al que le gusta ver llover, vestirse con traje oscuro y contar historias de comida, amor y muerte que nadie puede entender. Eso sí, dadle un coche mirando...

leer más

Hamburguesería Va Bene (Donostia). Las mejores hamburguesas de La Bella Easo

Dic 07, 11 Hamburguesería Va Bene (Donostia). Las mejores hamburguesas de La Bella Easo

Publicado por en Gipuzkoa

(+97 rating, 23 votes)Cargando... La línea que separa la comida rápida de la comida basura es delgada y quebradiza. Sin embargo, aun quedan locales que dignifican el nombre de la hamburguesa, que no meten entre panes amasijos de grasa y cartílagos, ni te llenan el estomago con patatas congeladas de corte industrial, ni se ganan a nuestros niños con regalos, nombres en ingles y ríos de ketchup. En Donostia el oasis se llama Va Bene. Esta expresión italiana profieren la mayoría de los lugareños cuando se les antoja un bocata de carne picada. Sus hamburguesas son las más conocidas, arrastran fama de ser las mejores de la ciudad y llevan años y años siendo despachadas en la calle Blas de Lezo, entre carteles de Harley Davidson, Chevrolet, Texaco, matrículas de coche… Una ambientación de reminiscencias yanquis y aroma a neumático que puedes observar desde sus taburetes rojos de madera, siempre que ganes la posición. Hay otro Va Bene en el Boulevard, e incluso uno en Ibiza, pero nuestro favorito es el referido, el original, abierto en 1983. ¿A qué obedece su fama? ¿Por qué la gente se disputa sus mesas, principalmente en fin de semana? Buena parte de culpa la tiene la carne que trabajan, siempre avalada por el sello de calidad “Euskal okela”. Al menos, eso reza una carta que ofrece 13 hamburguesas diferentes (entre 3,90 y 6,05 euros), un abanico de combinaciones que incluye lechuga, tomate, cebolla, queso, crema de roquefort, pimientos del piquillo, pepinillo, bacon, revuelto de champis, mayonesa, salsa americana y huevo, frito y revuelto. Al menda y a su cuñado les va la número 13, por aquello de que, junto al bacon, la cebolla frita, el queso y un huevo turgente,  lleva no uno sino dos filetes de carne rojiza y jugosa, muy bien ‘planchada’. Lo bueno, si doble, dos veces bueno. Carta de Va Bene Mi hermana es feliz con uno de sus sandwiches. Porque sí, la carta de Va Bene también incluye 12 tipos de sandwich (4,25...

leer más

Bar Getaria (Vitoria-Gasteiz). Lost in Lakua?

Hay ocasiones en las que uno no puede comer a la hora establecida, a la socialmente aceptada. Por acumulación de tareas o porque simplemente aterriza en una ciudad a deshoras, cuando están cerradas incluso la mayoría de las cocinas españolas. Si esto te sucede en el barrio vitoriano de Lakua, una buena opción es acercarse al bar Getaria, donde anuncian servicio ininterrumpido de cocina de 10 a 24 horas. Su barra expone sandwiches y pintxos varios, pero nosotros ponemos la mano en el fuego por sus tortillas de patatas. Pinchos de buen tamaño y preparación, sin cuajar del todo, por 1,5 euros. Con chorizo, pimiento verde, jamón, bacon, champis, queso… Todas están buenas y normalmente jugosas. “Exquisitas”, sentencia nada menos que Marivi, directora de gabinete de Idoia Mendia, portavoz del Gobierno Vasco. No está nada mal la “torta rústica con aceite de oliva virgen aromatizado con ajo y tomillo y jamoncito serrano” (2,5 euros). Su carta incluye desde chocolate con churros (4 euros) a pechugas  con patatas (6) y huevos con complementos varios (4,50). También muchos bocatas, algún sandwich, raciones (patatas, anchoas con piquillos, croquetas…) y cosas tan originales y ricas como la hamburguesa con queso y foie sobre calabacín rebozado (6,50). Son contundentes las ensaladas, ilustradas o con arroz, pasta, pollo, bacalao… La mayoría cuesta entre 5 y 6 euros, ninguna llega a 7 euros. La oferta gastronómica es correcta, a pocos disgustará y, en lo referente a decoración, el local es sobrio, clásico, con dominio de madera, cristalera sobre la gran barra, suelo de terrazo y algún motivo marinero en las paredes. Sin exagerar. Mientras escribo esto, en uno de los bancos que hay al fondo del propio Getaria, suena el ‘Under The falling sky’ de Bonnie Raitt, luego el ‘Stealing kisses’ de Faith Hill,  y pienso que ha sido buena idea venir . Aunque más tarde vengan Leona Lewis, El Sueño de Morfeo y cosas aun más lamentables, como Tina Cousins. No en vano, yo sólo había venido a comer… (igor cubillo) ver ubicación Blas...

leer más

La Viña de San Francisco (Bilbao). Una opción diferente en Bilbao la Vieja

Oct 18, 11 La Viña de San Francisco (Bilbao). Una opción diferente en Bilbao la Vieja

Publicado por en Bizkaia, Euskadi

(+15 rating, 3 votes)Cargando... Si entre semana me encuentro a mediodía en Bilbao la Vieja (donde tienen fama Mina, El Churrasco y El Perro Chico) y  no me sobran la pasta ni el tiempo, no tengo duda: como en La Viña de San Francisco. Birdy ha cambiado los platos de sus tocadiscos por los de este local de atractiva decoración, acertada ambientación musical (larga vida al rock and roll) y una original oferta en la que no falta carta (fines de semana), variedad de pintxos y sandwiches, unas ancas de rana que tenemos muchas ganas de probar y el menú express. Esta última es su apuesta de diario, a la hora de comer, una propuesta sabrosa y célere consistente en un pequeño entrante fijo, un plato a escoger entre tres posibilidades (cuchara, tenedor y vegetariano), vino y postre. Todo por 8 euros. Tsustas me dio el chivatazo y, como Birdy me cae muy bien, pese a ser yo parco en palabras, allí nos plantamos los dos la semana pasada. Sin reparos, pese a la fama de la calle en cuestión, pues se accede en un momentito subiendo por Marzana, desde la ría, a escasos metros de Bilborock. Entramos, saludamos al emprendedor, alabamos el buen gusto y la pulcritud de la decoración,  nos pareció ver a DJ Nash en la cocina y nos dirigimos, a través de un pasillo flanqueado por imágenes de músicos y cantantes como Ce, la estilosa vocalista de Sweet Oblivion, a un pequeño comedor donde avistamos más fotografías roqueras, un vinilo de Fats Domino… Un marco acogedor. El camarero, en chanclas y pantalón corto bajo el  mandil (“un detalle feo”, observó mi acompañante), no tardó en cantarnos el menú express: lasaña de carne, revuelto de verduras y callos en salsa rosa. ¿En salsa rosa? No le de vueltas el apreciado lector, pues no se trataba de ninguna chapuza embadurnada con ketchup y mayonesa, sino de un plato hondo donde la casquería compartía espacio y salsa con panceta, txistorra y pimiento. El...

leer más