Sancta Sanctorum (Dénia). Un pequeño chasco

Jul 04, 13 Sancta Sanctorum (Dénia). Un pequeño chasco

Publicado por en Alicante, Comunidad Valenciana, Destacado

(+21 rating, 5 votes)Cargando... Hace unas semanas acudí a Dénia en misión secreta, con el objetivo de deshacer un entuerto y sólo un papel en el bolsillo, dispuesto a dejarme guiar por las instrucciones de la amable Ángela. Mi fuente dianense llenó nada menos que dos caras con sus recomendaciones y sólo me defraudó Sancta Sanctorum, un local de tapas con aspecto de restorán sofisticado, aseado y casi diría que moderno. Pena que, pese a su apariencia, no comiéramos bien, que es de lo que se trata. Empezaré entonando un mea culpa, entre muchas comillas. Porque, sí, reconozco que erré en mi elección; sólo a mí se me ocurre pedir en Alicante pimientos de Padrón, vino riojano, queso manchego… No obstante, y de ahí las comillas, si figuran en la carta deberían dar la talla; la elección fue inapropiada, pero la deslocalización del producto no excusa su escasa calidad, ni su deficiente preparación. En su día, la camarera de un buen restaurante ubicado en la almendra medieval de Vitoria-Gasteiz me desaconsejó el vino Izadi, caldo de moda muy socorrido en bodas y regalos de empresa, al tiempo que lo tildada de “vino para mujeres” (!!). Esta vez, recién aterrizado en la Marina Alta, no le hice caso, me puse la venda en los ojos, pasé por alto todas las propuestas locales y pedí una botella del crianza de Bodegas Izadi (13 euros). Aún me arrepiento. Pero más lamento haber empezado la cena con “pimientos de Padrón” (3,50). Se sirvieron 13, costó terminarlos de tan vulgares que eran y, por otra parte, pese a estar en temporada, no pondría la mano en el fuego porque fueran del mismo Padrón. Permítanme la suspicacia. Al hacer la comanda la casa nos invitó a unas pocas patatas chips que también nos defraudaron (y mira que es complicado) y el pan que nos procuraron (0,50, cada servicio) parecía tostado con algo de mantequilla, un añadido innecesario cuando se trataba de acompañar platos salados. ¿La coca de foie mediana, con su...

leer más

Restaurante Zaldiaran (Vitoria). Opina lo mismo José María Íñigo

Suelo mirar a menudo la web del Zaldiaran vitoriano, mi restaurante favorito (no he ido a muchos, no). Mantiene desde hace años la estrella Michelin y también es el favorito de mi amigo, desde hace 40 años o más, Carlos, quien saliendo de otro restaurante de postín alavés opinó un día: «Comparado con el Zaldiaran, todo me parece caro». Hace poco leí en el GPS, el suplemento de ocio del diario El Correo, tres recomendaciones hosteleras del periodista José María Íñigo. Abría con esta del Zaldiaran: «Es un restaurante elegante, moderno y con un servicio excepcional. Para mí es uno de los mejores de España. Siempre tiene productos de primerísima calidad. Además, elabora una cocina imaginativa sin excesos, rica e interesante. El menú degustación, con siete platos y dos postres, resulta delicioso». Amén. Carlos y yo lo catamos juntos por tercera vez. Fue el denominado ‘menú degustación de invierno’, cuesta 55 más IVA e incluye la bebida: agua más vino. Entre sus caldos ya no estaba el excepcional Pruno de Ribera del Duero, descartamos el Flor de Vetus de Toro y el blanco Nuviana chardonnay, y sopesamos el cava Codorníu rosé pinot noir, pero el camarero-sumiller, a toro pasado, nos comentó que habrían sido demasiadas burbujas en boca para ciertos platos. Aseguró que elegimos bien: Izadi, crianza 2007, a temperatura perfecta, con olor a fruta madura, entrada contundente y posgusto persistente y mineral. Lo degustamos en copas Riedel y estos fueron los platos servidos por tres personas en una sesión de dos horas y media, antes de la cual nos preguntaron si éramos alérgicos a algunos productos: 1º.- Crema de queso y confitura de tomate con frutos secos y anchoa del Cantábrico. Aquí se produjo un error que observamos al retirarnos el plato: se les había olvidado incluir la anchoa. Sobre una base de queso suave se posaba una ensalada con piñones, avellana, nuez macadamia y vegetales como escarola más un tomate que realzaba cada bocado cuando se mezclaba. 2º.- Coca de sardina marinada...

leer más

Asador Sagartoki (Vitoria). Pinchos, asados y premios

(+5 rating, 1 votes)Cargando... De mucha fama goza el Asador Sagartoki vitoriano, sito entre la catedral y la plaza de la Virgen Blanca. Ahora tiene una terraza en calle, la barra con sus pinchos de premio, una vinoteca acristalada y un amplísimo comedor que se llena los sábados, cuando antes se llenaba todos los días, según nos comentó el estirado maître, uno de los muchos camareros diligentes que nos atendieron el sábado que fuimos, que también llenó y donde vimos a muchos clientes escanciándose sidra de las kupelas cada vez más borracha. Comimos un menú degustación con un cupón de descuento de Colectivia, La Txurri se lo pasó de miedo y yo pensé que algunas raciones eran muy pequeñas, pues no creo que las croquetas que nos sirvieron sean de ese tamaño en la barra si las cobran a 2,25 euros. Estuvo bien la sentada sabatina de hora y media, pero es que todo el mundo habla tan bien del Sagartoki que yo siempre espero más. He comido a la carta y poteado ahí, pero siempre falta algo. Sobre ese sábado diré que el servicio fue excelente (o casi), el vino del bono muy bueno (Izadi crianza 2007, que me mola mucho; éste con cierto sabor a cacao), la comida bien pero en cuesta abajo y la relación calidad-precio se quedó en el embeleco. La Txurri se quejó de que los baños fueran comunes con los del bar, demasiado transitados y los de hombres nada cool. Degustamos lo del cupón y yo añadí media ración de queso al final y de abono. Prometía la publicidad del menú: «Descubre el sabor de platos reconocidos por jurados de lo más exigentes. Disfruta de un menú degustación en el Asador Sagartoki por 29€ /persona. Lee los platos que incluye este sabroso y exquisito menú y anímate a conocer el famoso Asador Sagartoki, en el centro de Vitoria-Gasteiz, dirigido por el reconocido chef Senén González. ¡Un menú premiado!». Y nos sirvieron lo que sigue: Entrantes (6 propuestas, algunas...

leer más

Casa Lita (Santander). 66 pinchos calientes y 21 fríos

May 31, 12 Casa Lita (Santander). 66 pinchos calientes y 21 fríos

Publicado por en Cantabria

El Casa Lita es uno de mis bares favoritos de Santander. Junto con el Tívoli (ahí tomo caña o clarete con bocatita de calamares recién hecho), La Cigaleña (vinos extranjeros con tapa de bacalao),el Cañadío (viña Izadi y algún pincho), el Machichaco (un blanco y me arreglo con la tapa… si nos la proporcionan, que no siempre), la Cruz Blanca (birra guiri de barril y alguna tortilla rellena potentísima), el bistró del Lasal (ohh… Lasal… qué gin-tonic de Masters por 7 euritos libé el pasado domingo leyendo el ABC de la casa) y el Café Suizo para tomar un cortado en su terraza. Jo, me molan más los bares de ahí (La Pozona/Santander) que los de aquí (El Bocho/Bilbao). El Casa Lita abrió en 2003 pero aún parece nuevo a pesar del desgaste de la mucha madera que lo compone. Según publicó el periódico Alerta en diciembre de 2010, es «la barra más espectacular de Santander». Partiendo del cocinero Joseba Guijarro (premiado con una estrella Michelin), el Casa Lita gana concursos de pinchos cuyos diplomas cuelgan por doquier y atrae a una concurrencia transversal y nutrida: turistas, familias, cuadrillas, parejas de todas las edades… El local tiene puertas de entrada (y de salida) a dos calles. En su fachada principal, que da al Paseo Pereda, se abre una amplia cristalera y tras ella se erigen dos mesas altas y redondas que son una gozada para consumir mirando a los paseantes. O para leer el ABC de la casa mientras tomas un gin-tonic a buen precio: 5 euritos el de Tanqueray, 6,5 el de Citadelle o el de Beefeater 24, 9 euros ya el de G’Vine, etc. Estos precios de los combinados se exponen en un cartel o pizarrita. Otras pizarritas anuncian las copas de vino (Juve y Camps Rosé a dos euros que toma a menudo La Txurri, el cántabro Picos o el Blau de la denominación de origen Montsant que caté la penúltima vez que estuve por 1,90), las botellas de caldos (California,...

leer más

Restaurante Zaldiaran (Vitoria-Gasteiz). Once esmerados dulzores

(+5 rating, 1 votes)Cargando... Aprovechando un bolo gratuito en el campus vitoriano, organicé una salida al conocido Zaldiaran, una apuesta gastronómica segura, un local con pedigrí donde no te tratan de tú, un sitio de nivel y económico en comparación con lo que se estila por esta decadente región vascongada. Beneficiándonos de que Paul Collins tocaba gratis en la universidad, pegué un toque al Zaldiaran para reservar mesa para dos a las dos y media de ese miércoles y fui con mi amigo Carlos. El autobús nos dejó a unos 200 metros del templo gastronómico, pero yo sentí mariposas en el estómago desde que vi en el horizonte los primeros edificios de la capital. Entramos en el recinto minutos antes de la hora y nos recibió el maître, esta vez con menos cara de susto, y eso que Carlos impresiona: parece un discípulo de Lucifer, con perilla de chivo y todo. El bueno de José Luis Blanco, premio nacional al mejor jefe de sala 2009, también sommelier, me indicó dónde dejar el paraguas, nos guardó en el ropero la americana de cuero y la beisbolera, y nos acomodó en el comedor principal, con capacidad para 40 comensales pero sólo ocupado por nueve personas distribuidas en tres mesas: dos caballeros que comieron a la carta más nosotros y cinco encorbatados (quizá funcionarios o políticos) que elegimos el menú degustación actual, otra vez once propuestas de campeonato. Los regamos con agua gélida, dos botellas de litro marca Veri, pues nos abrieron por el final de la experiencia una segunda y también helada botella, la cual venía muy bien para limpiar el paladar entre los platos. Del vino pudimos escoger entre Cava Codorniu rosé pinot noir (habría emparejado excelentemente con numerosas propuestas dulzonas de esa ocasión) y tres etiquetas propiedad del empresario mirandés Gonzalo Antón, a la vez dueño-gerente del Zaldiaran. Eran los caldos Rioja Izadi crianza 2007 (lo desestimamos por demasiado cercano geográficamente), Ribera de Duero Pruno 2009 (lo probamos en nuestra primera visita al local y...

leer más

Restaurante La Dársena (Suances). El retorno

Como prometí en el post original sobre La Dársena, en cuanto me sobraron dos billetes de 50 euros repetí en ese satisfaciente restaurante de Suances. El sábado 28 de mayo acudí con La Txurri, a quien invité, y por 99,04 euros nos atracamos con todo esto: agua Solares; buen vino tinto de Rioja Viña Izadi crianza 2006 (13 más IVA, como todos los precios entre paréntesis); apetitoso aperitivo de salpicón de pulpo al que nos convidó la casa; ensalada de queso de cabra a la plancha sobre timbal de bonito rico, cebolla caramelizada y tal, pero ningún pimiento pues a ella no le gustan (12); mollejas con almejas, estupendas éstas, muy buenas aquéllas, fría la salsa verde que apenas servía para adorno y poco más (12); y -que suenen las trompetas- lubina a la sal para dos (42 eurazos), una pieza tamaño cachalote y con sabor que se imponía a pesar de tener ambos comensales el estómago bastante lleno, un pescado servido a la vista y con aparato por un camarero sudamericano amable y presto, quien lo adornó con suculentas patatas cocidas más un puré de puerros de distracción útil para una lubina de piscifactoría vulgar, no para semejante ejemplar limpio y exquisito. Ya de postre, y para apurar el vino, queso manchego (7,5), frío pero rico, guarnicionado por orejones inanes y nueces que siguen guardándolas agrias. Que las tiren a la basura ya, cojones… Uh, perdón… Además, La Txurri tomó un café rico. Eso… (no soporta la acidez de las nueces Oscar Cubillo) ver La Dársena. Especialistas de verdad web de La Dársena ver ubicación Calle Muelle, 23; 39340 Suances (Cantabria) 942 84 44 89 dicky del hoyoPeriodista, especializado en nuevas tecnologías de la información, redes sociales, relaciones públicas, gabinetes de comunicación, Internet y vídeo. Licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco. Máster en Mecanización de la Información promovido por la Unión Europea. Curso estudios de Filología Inglesa. Formación en multimedia, diseño web y gestión de empresas. Idiomas español, inglés y...

leer más