Txotx! El abecé de la Temporada de Sidra

Ene 20, 15 Txotx! El abecé de la Temporada de Sidra

Publicado por en Destacado, Euskadi, Gipuzkoa, Miscelánea

El pasado miércoles, en Astigarraga, se abrió la Temporada de Sidra en Gipuzkoa, su principal escenario. Echa un ojo a este abecé del txotx y pocos serán los detalles y secretos que se te escapen.

leer más

Zuloko a calzón quitado

Nov 27, 13 Zuloko a calzón quitado

Publicado por en Cajón desastre, Destacado

(+72 rating, 16 votes)Cargando...Estos días está tomando un nuevo impulso el proyecto GastroBilbao.com Una iniciativa de un grupo de blogueros gastronómicos de la Villa (de Bilbao) en la que se trata de buscar un punto de encuentro, plasmar iniciativas comunes y recoger asuntos relacionados con las gastroesfera bilbaina (sin diéresis). Entre lo primero que se está plasmando en el blog  destaca la entrevista/carta de presentación de los blogs. En nuestro caso, en el del blog manuelero eso tiene una dificultad añadida y es que, como dice nuestra presentación somos muchos, y esa entrevista está pensada para blogs unipersonales como el que ha inaugurado la serie: el de la Vitelli. Así que, hasta que nos  pensemos la respuesta comunitaria al cuestionario, allí van mis respuestas, que no reflejan  la de la línea editorial de Lo Que Coma Don Manuel sino tan sólo las del Zuloko. Allí van: Nombre bloguer@ o bloguer@s: Dicky del Hoyo, a.k.a Zuloko Título del blog: Lo que Coma don Manuel y otros varios URL del blog: loquecomadonmanuel.com Ciudad de origen:  Winterfell ¿Cuantos años hace que te iniciaste como bloger? Mi blog personal delhoyo.com esta online desde el 2001. Ha sido un sitio web con trabajos del autor y desde noviembre de 2006 es, también, blog. En ese blog hablo sobre los temas que me preocupan y su relación con la nuevas formas de comunicación.En cuanto al blog Lo Que Coma Don Manuel es una WEG dirigida por el insigne Igor Cubillo pero como es colaborativa, colaboro en la redacción de esporádicos posts y, cada día, en la gestión de la maquinaria interna que toda WEG que se precie requiere.    ¿Qué te empujo a crear el blog, como empezó todo y porque? Entré en el mundo de las web y de los blogs de la manera más natural. Soy periodista pero siempre he empleado las nuevas tecnologías en mi profesión. Soy un early adopter de casi todo. Fui  de los primeros que usaron en España las BBS, Internet, CDs, el vídeo en streaming, etc. Como dicen los...

leer más

Llagar El Quesu (Bobes). La parrilla gaucha y los fritos de la casa

Sep 18, 13 Llagar El Quesu (Bobes). La parrilla gaucha y los fritos de la casa

Publicado por en Asturias, Destacado

LLagar El Quesu es grande, muy grande, y en su parrilla de proporciones descomunales asan todo tipo de carnes: costillas, corderos, criollos, churrasco, etcétera. Tiene, además, un menú del día de lo más competitivo en el que hay siempre alguna preparación a la brasa.

leer más

El Rincón del Pulpo (Nueva de LLanes). Pulpo de pedreru junto a la playa de Cuevas del Mar, para resucitar a un muerto

Ago 21, 13 El Rincón del Pulpo (Nueva de LLanes). Pulpo de pedreru junto a la playa de Cuevas del Mar, para resucitar a un muerto

Publicado por en Asturias, Destacado, Llanes

(+94 rating, 21 votes)Cargando... AVISO. ESTE LOCAL SE ENCUENTA EN ESTOS MOMENTOS CERRADO. SEGUIREMOS INFORMANDO. En ocasiones creo que he muerto. Sé que puede sonar un poco duro. Muerte en el primer párrafo de un post. No susto, directamente muerte. Pero es que es asi como me veo. Como en una novela de realismo mágico hispanoamericano (perdón, latinoamericano; está claro que fueron los centuriones romanos los que colonizaron América), estoy muerto, a días sí, y a días no. Yo, como soy más listo que Bruce Willis, me he dado cuenta antes y no he esperado que acabe la película para atar cabos. El otro día, en esta vida viajera que llevo, acudí a mi sede a hacer gestiones y me ocurrió algo increíble. En la otra acera, a diez metros, se encontraba mi amiga y musa y bloguera de moda Iwihsiwerekarl. Estaba con otra amiga/diosa (ella sólo tiene amigas que están requetebuenorras). Hablaban ellas todas engoriladas. Empezaron a cruzar el paso de cebra y yo hice lo mismo, con la mejor de mis sonrisas. Al quedarnos frente a frente, a cuarenta centímetros, grité “ciao, bellas!”. Y, opps, siguieron adelante, sin oírme, sin verme. Seguí gritando ehh, ehhh, ehhhhhhh (fade out), y nada, ni por esas. Con el sentido del ridículo hecho trizas, pensé: “qué impresión de loqueras habré dado al resto de la peña por lo friki de la situación”. Y allí vino lo más inquietante: nadie se dio por aludido, nadie vio, ni oyó nada. Conclusión, ese día estaba  muerto. Ayer, sin ir más lejos, estaba muerto sólo a medias. Para unas sí, para otros no. Acudimos al chiringuito de la playa de Cuevas del Mar. Un lugar en el que tengo ganas de cenar un día a gusto, sin prisas y recorriendo su carta, que está llena de sorpresas. Además, me lo ha recomendado gente de la que me fío. El lugar mágico y, como diría un periodista muy cursi, del que no citaré nombre, un marco incomparable. Una prestosa DJ recorría en la terraza los éxitos del R&B, el sol se...

leer más

Restaurante Kako (Astigarraga). Bien de salsas, y un poco de rentas

May 28, 13 Restaurante Kako (Astigarraga). Bien de salsas, y un poco de rentas

Publicado por en Destacado, Euskadi, Gipuzkoa

Kako, restaurante inaugurado en 1968, se anuncia como exponente de la “cocina tradicional vasca de la más alta calidad”, y presume de “excelente servicio” y “atención personalizada”.

leer más

Bienvenidos a Sidrería Diego (Madrid)

May 15, 13 Bienvenidos a Sidrería Diego (Madrid)

Publicado por en Bienvenidos, Madrid

El papel que pende del cuello del maniquí ofrece arroz con bogavante y gambas, más botella de sidra, por 32 euros (dos personas). En Restaurante Diego, entre aromas de raciones y platos típicos asturianos.

leer más

Sidrería Muros (Nueva de Llanes). Cachopo, chuletón, fabes, patatas tres salsas y sidra. Comida ligera

Los amigos que trabajan la hostelería y el comercio en la zona del Oriente de Asturias cuando llegan estas fechas entran en un sentimiento ambivalente. Por un lado pueden empezar a descansar de un verano que suele ser, por la estacionalidad, de un ajetreo insoportable para los usos y costumbres slow de la zona. Los forasteros llegan, llegamos, con la prisa de las ciudades impregnada en la piel y no se dan cuenta (yo sí, pero poco) de que parte del encanto de Asturias es que su ritmo es más tranquilo, más sosegado, más sabio en definitiva. No pasa nada por esperar, nadie se ha muerto, que yo sepa, porque no le pongan la cerveza a los treinta segundos después de entrar en el bar. Luego hay otros ritmos que exasperan al hostelero astur (y si me apuran al de Pernambuco) y así me lo han contado con mucha gracia. Por ejemplo, esa familia foránea pecadora de la pradera que, en pleno mes de agosto, el mes en el que se puede hacer algo de caja, se pide dos mostos y se pasa toda la tarde en una terraza. Algo de eso pasó, recientemente,  en una zona portuaria, y el propietario del local harto de la situación acabó  arrojando la mesa a las aguas del mar cantábrico. Que todos tenemos nuestros límites, la amabilidad es un grado, pero tampoco conviene abusar. Y cuando llegan estas fechas, ya en el otoño, todo se torna melancólico. La temperatura fresca, la noche perfecta (con manta), llueve, hace sol (a veces) y puedes tomarlo (el sol) en un recoveco de alguna de las más de 30 playas que tiene el conceyu de Llanes. Las peleas por conseguir sitio en los sitios de comida se convierten en ofertas y en tranquilidad. Es comprensible que se reniegue de la estacionalidad, pero somos egoístas y nos encanta que nos pongan todo Asturias para el disfrute de unos pocos. Si ustedes se lo pierden es su problema, pero no lo hagan, se lo recomiendo....

leer más

Sidrería Asador La Terraza (Ribadesella). Exquisita carne procedente de la ganadería Aranburu

Ribadesella está en estos momentos, 8 de agosto de 2012, 9:25 de la mañana, en ese estado catatónico que se le queda a uno en el cuerpo después de un gran susto, una gran juerga, una gran borrachera o un gran amor. Eso, o una mezcla de todo lo anterior, ha sido el fin de semana del Descenso del Sella, y los que hemos estado por el Oriente Asturiano tenemos dos opciones: o juntarnos a la juerga y vivir dos días y medio de desenfreno popular non-stop, o refugiarnos en nuestras casas y rezar para que no colapsen carreteras y podamos regresar hoy lunes a nuestras ocupaciones habituales. Ribadesella, cualquier otro fin de semana, es un destino de mucho mérito y más tranquidad. Sus calles tienen establecimientos de fama y renombre. Está el Tarteru, también el Campanu, también, cómo no, el Carroceru. También está un sitio del que de momento no me quiero acordar, donde comieron los príncipes de Asturias y los dueños han convertido esa visita principesca en excusa para sablazos a foráneos incautos. Y luego cada temporada hay sorpresas agradables. La de este año se llama La Terraza. Un lugar muy coqueto, puesto con detalle, con grifos de sidra que contabilizan los culetes escanciados, con camareras de una amabilidad extraordinaria y con una cocina contundente y muy bien tratada. Y, sobre todo, lo que nos convenció fue que en la puerta afirman que las carnes son de la casa, criadas con cariño por la cadena de carnicerías Aranburu, unos establecimientos que son las joyerías de la carne roxa asturiana. Este verano hemos ido dos veces a comer a la Terraza y las dos hemos salido más que contentos. La carta, una especie de folleto en el que puedes marcar con lapicero tus apetencias, anuncia especialidades como las fabes del mandilín a la asturiana, chipirones a la sidra con patatas, los bocartes con jamón, los tortos con picadillo y huevo frito, la sartén de pantrucu, con huevos y patatas. Como ven, nada light,...

leer más

Llagar Sidrería El Cabañón (Naves) Cosas que hacer en Naves, antes de que estés muerto

May 15, 12 Llagar Sidrería El Cabañón (Naves) Cosas que hacer en Naves, antes de que estés muerto

Publicado por en Asturias, Llanes

Si me pagaran un leuro cada vez que, paseando tranquilo por las calles de Naves (Asturias, conceyu de Llanes), un coche, con pareja, se me ha puesto al lado, ha asomado un cabecita y me han preguntado por cómo llegar a la playa de Gulpiyuri… Si me pagaran ese leuro, a estas alturas sería millonario o me saldría gratis el chuletón que ponen en el Cabañón (en Naves). Me lo han preguntado tanto que ya me siento navisco honorario y me enorgullezco de dar una de las mejores explicaciones para llegar hasta la playa, que no es playa pero sí es playa, yo me entiendo. Por contar, como se lo cuento a ustedes, lo narro a los que me preguntan hasta con misterio, novelado, con voz profunda y con aviso de sorpresa. Pero no se lo desvelo aquí porque si no conocen Gulpiyuri verán que merece la pena llegar y sorprenderse. Naves merece  una visita, o dos, o tres, o una docena,  por sus playas, por sus paisanos tranquilos, por las dos fiestas patronales, dos, que atraen miles de personas y convierten un pueblo en algo parecido al Rock in Río. También hay que ir por los culines de sidra en Casa Raul y por ese dulce no hacer nada de las tardes de septiembre, cuando después de haberte tostado en una playa cercana te acercas y paseas tranquilo y hueles los jazmines y te estalla en la retina el naranja de las capuchinas, y el mirlo canta y todo está muy cerca de ser perfecto. Por el centro de Naves pasa también la ruta Norte del Camino de Santiago y allí ves a los esforzados peregrinos de todos los países y condiciones dejándose las suelas en busca del próximo albergue. Y, sí, hay que ir por El Cabañón. In the Cabañón we trust. Fuimos fieles al Cabañón incluso una escasa etapa de travesía en el desierto en la que no nos gustaba tanto, pero ahora ya es lo que fue. Ocho años llevamos yendo, unas cuantas...

leer más

Bar Txiki (Portugalete). Setas y sidras

Hoy voy a pasar el día en Bilbao. El Gran Dakari va a hacernos testigos de su particular recreación de la multiplicación de los panes y los peces. Pero si fuese a Portugalete, como ayer, a buen seguro empezaría la ronda en el bar Txiki, en los soportales del ayuntamiento, junto al quiosco de la música, al Gran Hotel y la ría. Fijaría la vista en la estructura del Puente Colgante, respiraría hondo el frescor que llega de El Abra, ahora que asoma la primavera, y saborearía mi sidra y mi pintxo de seta. Somos humanos, animales de costumbres, y ponemos en práctica eso de allá donde fueres, haz lo que vieres. Y en el Txiki lo suyo es beber su sidra de grifo, una golosina liquida servida en añeja copa de fiesta, quizá demasiado dulce, pero llena de evocaciones para los portugalujos y para quienes siempre hemos apreciado la margen izquierda. Para acompañarla, nada mejor que la seta sobre lonchita de jamón y pan, cubierta de fino refrito de ajo y perejil. Otro delicioso monumento a la sencillez. (cuchillo) ver ubicación Plaza del Solar, 5; 48920 Portugalete (Bizkaia) 94 496 11 20 Igor CubilloPeriodista y gastrónomo. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). Tras firmar durante 15 años en el diario El País, entre 1997 y el ERE de 2012, Igor Cubillo ha logrado reinventarse y en la actualidad dirige la web Lo que Coma Don Manuel y el foro BBVA Bilbao Food Capital, es responsable de la programación gastronómica de Bay of Biscay Festival y escribe de comida y más cuestiones en las publicaciones Guía Repsol, 7 Caníbales, Gastronosfera y Kmon. Asimismo, es responsable de Comunicación de Ja! Bilbao, Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor. Vagabundo con cartel, se dobla pero no se rompe, hace las cosas innecesariamente bien y ya han transcurrido casi 30 años desde que empezó a teclear, en una Olivetti Studio 54 azul, artículos para Ruta 66, Efe Eme, Ritmo & Blues, Harlem R&R ‘Zine, Bilbao Eskultural, Getxo...

leer más

Asador Lukainkategi (Donostia). Apuesta casera y segura

Feb 06, 12 Asador Lukainkategi (Donostia). Apuesta casera y segura

Publicado por en Euskadi, Gipuzkoa

Tocaba cambio, sí señor. Llevaba ya demasiado tiempo este caserío con la misma carta, sin alterar una sola letra. Y es que dicho lugar, perdido en el monte, en el límite entre Usúrbil y San Sebastián, es el claro ejemplo de que el ‘boca-oreja’ funciona. Que yo sepa, no se ha prodigado demasiado en los mundos del marketing, ni ha hecho grandes inversiones para ver su nombre rubricado en la prensa local. Tampoco le ha hecho falta. Quien lo conoce lo hace por su cocina casera, sencilla pero bien preparada. Y una estupenda relación calidad/precio. De nombre difícil de pronunciar, y casi imposible de recordar, ha contado desde sus inicios con una clientela fiel, y para los que frecuentamos el restaurante desde hace muchos años era común coincidir con los mismos rostros cada viernes noche. Más conocido por su oferta en carnes, admito que tienen buena mano con los pescados. Tampoco despreciaré el cordero ni la menestra de verduras del tiempo. Y confieso que soy de siempre fan de la costilla a la brasa. Para mí, la preparan como nadie. Cortada muy fina, bien hecha, con su ajito crudo por encima… acompañada de ensalada de lechuga y cebolla de su huerta… bien aliñada… ¡ñam, ñam! Hace ya unos cuantos años, el comedor fue restaurado totalmente, impregnándolo de un estilo clásico pero más acogedor, sustituyendo el frío blanco de las paredes por un cálido amarillo que contrasta con la madera de las vigas. Posteriormente, acometieron la obra exterior, cubriendo una pequeña terraza y convirtiéndola en coqueto cenador muy agradable para los mediodías estivales, y perfecto para las cálidas noches que tanto escasean en el verano donostiarra. Pero la oferta culinaria seguía intacta. Que no, que si algo funciona, para qué cambiarlo. Como decía, tocaba cambio y ha llegado. Leve y sutil, sin perder su esencia. Desconozco las razones de tal exceso. Quizás la crisis ha hecho que esa clientela se viera tentada por ofertas diferentes, ocurre en todos los sectores; lo sabré yo. Puede ser...

leer más

Sidrería Calonge (San Sebastián). Una habitación con vistas

(+15 rating, 3 votes)Cargando... No somos demasiados en la familia, pero celebramos todo lo celebrable. Y esta vez se me ocurrió convocar a los once en la Sidrería Calonge, en el monte Igueldo. Y es que Igueldo es la niña de mis ojos. Quizás porque lo conozco como la palma de mi mano o, más bien, porque es donde viví gran parte de la infancia. Lugar de moda durante mi adolescencia, permanecen los mismos locales a los que acudía habitualmente, con algún que otro cambio en la propiedad y caras nuevas detrás de la barra, pero sin apenas modificaciones en su decoración. Paredes que guardan recuerdos de primeros amores (y llorados desamores), y tardes de discoteca en KU, intentando aparentar una edad que no tenía para evitar la mirada inquisidora de aquel odioso portero… Discoteca por entonces de moda y venida a menos hasta su cierre definitivo, que tantos dolores de cabeza supuso para el Akelarre, y que hoy pretende olvidar con el proyecto de un hotel de lujo, el sueño de Pedro Subijana. Haciendo un pequeño recuento, subiendo la retorcida carretera sale a nuestro encuentro el Buenavista; afamado por sus rabas, los precios han sufrido un crecimiento exponencial que no se ha visto reflejado, ni de lejos, en el tamaño de las mini-bandejas donde presentan la comanda. Ni tampoco en la simpatía de sus camareros, para qué engañarnos. Avanzando un poco más, y girando a la derecha, bajamos dirección a las rocas y llegamos a Perus, con una terraza importante, numerosas mesas y preciosas vistas. Llegando al mismo barrio nos topamos con Mendizorrotz, donde las mesas del bar se inundan de huevos fritos con patatas y chorizo cocido. Y si tomamos dirección a Orio, más adelante aparecen Etxe Nagusi, Nicolás y Ekaitz (antiguo Polipaso). Vaya, un sinfín de opciones donde elegir… Pero retomo el motivo de mi relato. Fin de sentimentalismos y al grano. Nuestro destino es Calonge, sidrería regentada por una familia de larga tradición sidrera, elaboradores de marca propia. Calonge fue...

leer más