Cocina para vagonetas: mamia (aka cuajada)

May 02, 14 Cocina para vagonetas: mamia (aka cuajada)

Publicado por en Destacado, Recetas, Vagonetas

Uve estrenó su flamante medidor de temperatura para preparar cuajada de leche de oveja (mamia o gatxato), casera y deliciosa. De preparación tan tremendamente sencilla que entraríamos en el Top Ten de los vagos si acudimos al lineal del súper a comprar un vasito de barro de este delicioso postre. Avisados quedan.

leer más

Lecturas: ‘Recetario marino. Pescados y mariscos’

Dic 10, 13 Lecturas: ‘Recetario marino. Pescados y mariscos’

Publicado por en Destacado, Libros, Recetas

(+15 rating, 3 votes) Cargando… Siempre viene bien tener a mano un libro como este ‘Recetario marino’ cuando uno observa en la encimera de la cocina una langosta (y desea prepararla a la Thermidor, o cocida con jugo de hongos y vinagreta de su coral), un bogavante (al rovellón), un besugo (al vino blanco) o unas angulas (en cazuela o ensalada). Claro. No obstante, no cunda el pánico; el grueso recetario editado por Ttarttalo lo componen pescados y mariscos más habituales en la cesta de la compra de este país en caída libre. Léase dorada, bacalao, antxoas, bonito, langostinos, sardinas, mejillones, merluza, truchas, txipirones, verdel (aka caballa), txitxarro o pulpo, entre otros muchos. Género igualmente extraordinario y, además, más asequible, dicho sea de paso. La editorial donostiarra, igual que en el caso del reciente Recetario verde, recurre a varios cocineros para completar el volumen. Un listado en el que se destacan las aportaciones de los cocineros Angelita Alfaro y José Castillo, la dietista Amaia Díaz de Monasterioguren y la nutricionista Arantxa Lorenzo. Y donde también se cita a personal de los bares y restaurantes Urgain, Alhambra, Olazal, Castillo, Olagi, Korta, Zezilionea, Dolarea, Sansonategi, Laia, La Brasserie Marie Galant, Kuko, Illargi, Casa Mirones, Casa Tiburcio, Botarri, Aratz, Etxeberri, Alex, Andra Mari, Borda Berri, La Cuchara de San Telmo, Narru, Txubillo, Currito, Ikea y Barbarin. El conjunto de fórmulas no pasa por alto el ajoarriero, el pil-pil, la salsa vizcaína, la piperrada, el marmitako, los escabeches, ni la koskera, agrupadas todas en un volumen bonito, manejable y satinado, para que no quede inutilizado al pringarse en la cocina. Sus responsables te auguran éxito entre sartenes, cazos, tarteras, boles y hornos, siempre que priorices la calidad de la materia prima y recurras a elaboraciones sencillas, alejadas de barroquismo. El quid de la cocina vasca. Ni más ni menos. (le encanta el cogote de angula, a Igor Cubillo) IGOR CUBILLO Periodista especializado en música, ocio y cultura. Economista. Equilibrista (aunque siempre quiso ser domador). En el medio de la vía, en el...

leer más

Jornadas Gastronómicas de la Fabada, Fabes y Verdinas de Llanes

Nov 06, 13 Jornadas Gastronómicas de la Fabada, Fabes y Verdinas de Llanes

Publicado por en Asturias, Destacado, Llanes, Recetas

(+25 rating, 5 votes) Cargando…Las fabes ¡qué gran invento! Antaño comida de las clases populares, hogaño reinventada para la sofisticación y para la modernidad gracias al ingenio de los guisanderos asturianos. La buena faba, y las del Principado acostumbran a serlo, es capaz de maridar con sabores y productos de lo más heterogéneo. La faba es como el arroz, que acepta casi todo y que a casi todo dignifica, realza y concede una sutileza que el acompañamiento no goza cuando se sirve solitario. Si usted es un enamorado de la faba, ahora es el momento de descubrir nuevas variedades, sorprendentes, delicadas. Como la suave verdina del concejo, en el Valle de Ardisana, una alubia de menor tamaño que la faba, de  color verde suave y de exquisito sabor. La verdina, una alubia que cuando sea descubierta por los chefs subirá al Olimpo de los grandes restaurantes de cuchara. Y también debemos anotar que la fabada no se agota con la compañía del tocino y la morcilla. Al contrario, casa muy bien con marisco, con pixin, con setas, con caza, con el simpar gochu asturcelta (del que estamos enamorados), con carrilleras, etc. Así que no se lo cuenten. Aprovechen este fin de semana y el siguiente, y acudan al Conceyu de Llanes, a restaurantes previamente recomendados en este blog, y de una manera económica gocen de platos de fabe de lo más prestosos. Y es que Llanes, su conceyu, tiene su propio estilo a la hora de elaborar la fabada tradicional. Al compangu se le añade el “pantruque” (bollo de harina de maíz y huevo). Esta es la decimosegunda edición de las Jornadas Gastronómicas de la Fabada, Fabes y Verdinas de Llanes. Y la ofertan nada menos que 17 restaurantes (diez en la villa de Llanes, dos en Posada, dos en Celoriu, uno en Niembru, uno en Riegu-Vidiago y otro en Ardisana). Las Jornadas (que, como hemos dicho, se celebran  los fines de semana de los días 15-16-17 y 22-23-24 de este mes de noviembre) mantienen el precio de otros años: 21 euros...

leer más

Los Pollos Hermanos. La franquicia de comida mexicana de Breaking Bad. Now we’re cooking

Oct 16, 13 Los Pollos Hermanos. La franquicia de comida mexicana de Breaking Bad. Now we’re cooking

Publicado por en Destacado, Gastrocine, Recetas

(+89 rating, 18 votes) Cargando… Cualquier cosa que te diga si NO has visto Breaking Bad, sobrará. Cualquier cosa que te diga SI has visto Breaking Bad, sobrará. Para no fusilar al lector con spoliers de esta serie de tv que hace bueno el axioma de que el mejor cine del Siglo XXI se está proyectando en la pequeña pantalla, diremos que, después de su apoteósico final, determinados críticos ya están empezando a considerarla la mejor serie de la historia de la televisión. Esa calificación, con permiso, en mi opinión, de Los Sopranos, The Wire, Band of Brothers y Six Feet Under . Breaking Bad, en traducción libre “volviéndose malo”, narra la historia de Walter White, un honrado y apocado profesor de Química en un Instituto americano. La típica persona que siempre ha pagado sus impuestos, que jamás ha tenido una multa de tráfico, amable con los vecinos y los cuñados, y a la que, pese o precisamente por eso, nadie respeta. Por bueno, por pringado y por poca cosa. Y que, de repente, ante la liberadora noticia de que le quedan apenas unos meses de vida, decide volverse malo y cocinero. Malo porque se convierte en narco y cocinero, porque el hecho de fabricar meta es conocido en el argot como cooking. Esta es una serie que creemos que ha construido un universo propio: fronterizo, canalla, de clase media, sobre la banalidad del mal, con una filosofía y una ética de lo que está bien, o no, que hace que sus personajes se conviertan en uno más de la familia. Yo no les diré, como dicen muchos, que está a la altura de grandes obras de la literatura universal, porque la mayoría de los que afirman eso no se han leído, por ejemplo, Henry V, de Shakespeare (y yo sí -y en inglés…-), pero esta serie es, sin duda, una gran obra de ficción. Un hito de la cultura contemporánea que seguro que envejecerá tan bien como algunas películas clásicas del pasado Siglo...

leer más

Mueble bar: marianito preparado del Volga (placer dominical)

Oct 05, 13 Mueble bar: marianito preparado del Volga (placer dominical)

Publicado por en Bizkaia, Destacado, Euskadi, Recetas

(+24 rating, 5 votes) Cargando… El Volga, en Portugalete, es uno de esos bares de barrio (en este caso, el mío) con varios lustros de buen hacer a sus espaldas y unos dueños que saben hacer de la hostelería sencilla algo más que un oficio. El cuidado y amor por la profesión se transmite en pequeños detalles, que es lo que al final marca la diferencia. Y se degusta en sus copas, preparadas con primor y total ausencia de los ya tristemente habituales recursos bizantinos de adornos con frutas exóticas, aromas en spray indescriptibles, refrescos de marcas impronunciables o estupideces como servir la tónica con cuentagotas, no se vaya a escapar el gas a ese limbo donde, como nos contaban nuestras madres antaño, también debían terminar las vitaminas de un zumo de naranja si tardabas en bebértelo. Y todo esto para justificar un aumento incontrolado de los precios que ríase usted de la burbuja inmobiliaria. Aquí no, aquí hay buenas copas, elaboradas con buenos licores y fruta fresca, a un precio más que competitivo, donde se paladea la buena mano y los años de experiencia de su barman, Raúl, en cada viaje que le das al copazo. Punto. Tampoco es nada desdeñable la oferta de pintxos y raciones con la que surten su barra todas las mañanas. Los fines de semana, sus rabas de txipiron merecen una parada obligatoria, ya que son de lo mejorcito de la villa jarrillera y son, sin duda, el mejor acompañamiento al tema del que quería hablarles en este artículo: sus marianitos preparados. Hay que notar que en Euskadi son frecuentes los locales donde se preparan muy buenos vermouths, donde cada cual tiene su receta, de manera que la oferta y la variedad pueden producir hasta vértigo, si bien, en numerosas ocasiones, son aciertos seguros. El caso que nos ocupa, el del Volga, estaría dentro de esta lista privilegiada. Sus marianitos preparados son cócteles con punch y excelente equilibrio de aroma, sabor y pegada. Tomar más de dos al...

leer más

¿Ajo cocido, ajo perdido? Yo digo que no.

Oct 01, 13 ¿Ajo cocido, ajo perdido? Yo digo que no.

Publicado por en Destacado, Recetas, Vagonetas

(+30 rating, 6 votes) Cargando… Gastronomía y corazón van más unidos de lo que creemos. No hay más que echar un ojo al papel couché (sí, el que sólo ojeamos en la pelu, ¡ja!) y descubrir esas perlas que salen de ciertas boquitas pintadas. Desde el mítico “Andreíta cómete el pollo”, hasta el archiconocido “España huele a ajo”. Olé por la exspicegirl-diseñadora-empresaria. Qué tendrá ella en contra del rey de los ‘antis’: antiséptico, anticoagulante, antiinflamatorio. Se ve que en su dieta alcalina ni gazpacho, ni alli-oli, ni ajoarriero. ¿Sopas de qué? Excuse me, Vicky. Pues yo soy infinitamente menos glamurosa pero mucho más mediterránea, dónde vamos a parar. Y en mi casa jamás faltan ajos. A cascoporro. Los adquiero por ristras, bien ricos, y los cuelgo en la despensa. Que se atrevan los vampiros. Y como, además, soy muy vaga, echo mano de la memoria y procuro fusilar aquellas recetas que me han resultado curiosas, sabrosas y sencillas, como una de ajos cocidos que hace mucho degusté en Asador Gomilaz (Ochandiano). Allí presumían de larga cocción tradicional y presentaban los dientes (de ajo, claro) sueltos, regados con una suave vinagreta. Pero como en esta sección me han dicho que tengo que parecer holgazana, opto por la rapidez del microondas. Y, en escasos minutos, pongo cara de interesante y doy el pego. Peazo receta. Importante, que la materia prima sea buena. Nada de ajos chuchurridos. Yo preparo la cabeza entera, retirando la piel más áspera y externa; realizo un corte en la parte superior, a modo de tapa, la coloco en un recipiente, riego con un chorrito de aceite y tres minutos a máxima potencia (dependerá de cada microondas, ajustar el tiempo hasta que los dientes se noten blanditos). Listo. Me gusta emplatarla entera, sin separar las unidades, y casi mejor sin vinagreta, que el ajo queda suave y se disfruta más su sabor. El aliño puede prepararse aparte, y disponer de él a gusto del consumidor. Y, sí, diría que es más que recomendable...

leer más

Mueble Bar: valenciano, ese postre

Sep 28, 13 Mueble Bar: valenciano, ese postre

Publicado por en Destacado, Mueble Bar, Recetas, Vagonetas

(+25 rating, 5 votes) Cargando… De gentilicios va la cosa. Verán, en mis sobremesas nunca un postre ha suscitado tanto asombro, expectación, admiración y polémica como el más simple del repertorio: el valenciano. Y eso ha ocurrido con castellanos, madrileños, catalanes y andaluces. Así que recurro al amparo de Don Manuel para reivindicar la exquisitez de lo sencillo y abrir el debate sobre este, al parecer, gran desconocido invento de los dioses. En tierras vascas, la presencia del valenciano en las cartas de postres es algo habitual, llegando en ocasiones a presentarse como combinado o bajo el epígrafe de los cafés de gentilicio europeo, como el irlandés o el escocés. Sin embargo, siempre que preparo esta delicia a gentes de otros lares se repiten las expresiones de albricias, incredulidad y satisfacción. Algo así como si todos los comensales susurraran a su vaso eso de “¿dónde has estado durante toda mi vida, oh, valenciano?” Una o dos bolas de helado de vainilla. Zumo de naranja natural. Un chorrito de Grand Marnier. Ésa es la fórmula, inmerecidamente ninguneada, de la perfección. Aunque he de reconocer que, cuando la situación es acuciante  admite todo tipo de ‘aberraciones’, tales como usar zumo embotellado, o Cointreau y Drambuie en vez del Grand Marnier. No es lo mismo, pero sigue estando fetén. ¿Algún ‘manuel’ ha tenido el placer de descubrir a un neófito esta combinación magistral? ¿Quién fue el iluminado que creó el valenciano? ¿Es valenciano el valenciano? ¿Es postre el valenciano, o es un combinado? Y, por cierto, en busca del bocado ideal, ¿prefieren ustedes esperar a que el helado se derrita, o son de los que meten la cucharilla cuando el mantecado aún mantiene la textura? (reivindica el valenciano, Ana Romera)   Don...

leer más

Córdoba es elegida capital europea de la Cultura Gastronómica en 2014

Jun 23, 13 Córdoba es elegida capital europea de la Cultura Gastronómica en 2014

Publicado por en Andalucía, Córdoba, Destacado, Recetas

Córdoba ha recibido distinción ‘Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica’ durante el año 2014 en reconocimiento a su gastronomía singular, patrimonio milenario, historia y cultura. En el post, receta del salmorejo y descripción de los productos de la gastronomía cordobesa.

leer más

‘Recetario verde’. Raíz vasca y espíritu mediterráneo

Jun 22, 13 ‘Recetario verde’. Raíz vasca y espíritu mediterráneo

Publicado por en Destacado, Libros, Recetas

(+34 rating, 7 votes) Cargando… Son muchos los recetarios que, pese a prometer sencillez, precisan cursar un Grado en Gastronomía y Artes Culinarias en el Basque Culinary Center, horas y horas libres, y/o un laboratorio en la cocina para ser abordados con soltura y garantías. No es el caso del ‘Recetario verde’ puesto en circulación por la editorial donostiarra Ttarttalo, donde se reúnen ensaladas y platos de verduras y legumbres de realmente sencilla elaboración. En la mayoría de los casos, eh. Incluso hay alguno apta para vagonetas (la ensalada de patata y naranja, el revuelto con guisantes frescos…). Éste es, de hecho, uno de los objetivos que pretende el libro. Los otros son plantear propuestas para el día plenas de sabrosura y carácter saludable, condiciones que se logran con un rosario de ingredientes tradicionales, de gran arraigo. Aunque se les escapa alguna tira de alga kombu, varios gramos de bulgur, cucharadas de tahini y azukis. El volumen, editado también en euskera (‘Sukaldaritza berdea. Entsaladak, barazkiak eta lekaleak’), recopila un total de 160 recetas que, según aseguran los editores, “parten de la cocina vasca y adoptan lo mejor de la dieta mediterránea”. A esa premisa se ceñirían preparaciones como la ensalada de berza, manzana y cebolleta; la de garbanzos con verduras salteadas; las albóndigas de espinacas y bacon con bechamel ligera; las alcachofas rellenas de habitas y foie; el crumble de verduras y tofu; la olla mixta de arroz con lentejas… Por cortesía de Ediciones Ttarttalo, Lo Que Coma Don Manuel sorteará un ejemplar de ‘Sukaldaritza berdea. Entsaladak, barazkiak eta lekaleak’ (ojo, en euskera) entre cuantos dejen en esta entrada un comentario con la palabra “verde”. O “berdea”, nozki. El plazo concluye el domingo 30 de junio, a las 23:58 horas. Las recetas han sido cedidas por los cocineros Angelita Alfaro y José Castillo, las nutricionistas Amaia Díaz de Monaterioguren y Arantxa Lorenzo, y el equipo de cocina del restaurante Kaskazuri. En el proyecto también han participado Fernando Canales (Restaurante Etxanobe), Iker Martínez (Kuko), Javier...

leer más

That’s Amore (Roma). La pasta casta

Jun 18, 13 That’s Amore (Roma). La pasta casta

Publicado por en Destacado, Italia, Recetas

That’s amore es un restaurante italiano en Roma. Aquí se come muy bien la pasta y la pizza y también podemos asistir a cursos de cocina impartidos por el chef Fabio Bongianni .

leer más

Cocina para vagonetas: tarta de queso Philadelphia, el postre estrella de Uve

Nov 03, 12 Cocina para vagonetas: tarta de queso Philadelphia, el postre estrella de Uve

Publicado por en Recetas

A vagonetas no nos gana nadie, así que forzamos el comeback de la añorada Uve recuperando en Cocina para vagonetas su estupenda tarta de queso Philadelphia… Ja. Lo que se aprende en Don Manuel. Ha sido leer el cupcakes de Ana R y pensar en la cena de hoy. Es sábado y tengo invitados, comensales agradecidos, más de salado que de dulce, que aprecian un buen asado o una lucida cazuela de merluza en salsa con la sinceridad de quien deja el plato limpio. Sugieren traer el postre… ¿Debería preocuparme? Obligatorio mejorar mi imagen repostera. Y lo voy a hacer, vaya que sí. Sorprenderé al personal con un postre más vistoso que gustoso. Pero sin arriesgar lo más mínimo: mi tarta estrella pero en formato chic. Raciones individuales, que está de moda lo single. Base de galleta y crema de queso Philadelphia con nata y gelatina de limón. Alternaré variedad de mermeladas, rojas, arándanos, frambuesa y fresa, para todos los gustos. Nadie negará que quedar, quedará al menos decorativo… INGREDIENTES: Para la base: 1 paquete de galletas María (aprox. 35 galletas). Las más sencillas, mejor, no ‘dorada’. 5 cucharadas soperas de mantequilla. Para la crema: 1 tarrina de queso Philadelphia (200 grs). ½ litro de nata. Gelatina de limón (1 sobre para preparar en 250 cc de agua). Para decorar: Mermelada roja (arándanos, mora, fresa, frambuesa… al gusto). Zumo de limón. PREPARACIÓN: siempre mejor la víspera Base: Triturar bien las galletas (yo lo hago con accesorio de la batidora). Derretir la mantequilla y mezclar bien con la galleta. Colocar la pasta sobre la base del molde (molde de los que se separa la base) repartiendo y presionando con la mano hasta que quede una base uniforme. Opcional, hornear 10 minutos. Crema: Mezclar en la batidora la nata y el queso. Preparar la gelatina (hervir 250 cc de agua y mezclar 1 sobre) y directamente añadir a la mezcla. Batir todo bien y repartir sobre la base de galleta. Al frigorífico… y a la mañana...

leer más

Cocina para vagonetas: alegría para tus pizzas

(+5 rating, 1 votes) Cargando… Esta sección se llama Cocina para vagonetas por un sencillo motivo, porque somos bastante vagonetas. Pa’ qué negarlo. Tanto es así que, puestos a reetiquetar una vieja entrada que tiene encaje en el nuevo apartado de recetas requetesencillas, hemos decidido recuperar y poner fecha de hoy a ese viejo post en el que empezábamos asegurando que al otro lado de la muga hemos comido buenas pizzas… A botepronto, recuerdo una de foie y jamón de pato que probamos en Hendaia. Muy recomendable. Pero en las pizzerias de Iparralde hay dos detalles generalizados que importaríamos sin dudar: nada más sentarte te ponen en la mesa una botella o una jarra de agua, cortesía de la casa, con lo cual la factura puede reducirse considerablemente; y en la tabla no suele faltar un recipiente con aceite picante que casa con todas las pizzas. ¿Por qué no adoptar las buenas costumbres foráneas? El agua corriente no escasea en estos lares. Y el condimento lo puedes preparar en tu casa. El menda metió en una botellita aceite de oliva, piparrak (guindillas) frescas pero bien rojas (compradas a una aldeana en Portugalete), cayena y granos de pimienta. El resultado es estupendo. Alegría garantizada para tus platos, añadido el complemento una vez han salido las pizzas del horno. Al gusto. Si te pasas con la dosis, podrás cantar a voz en grito eso de Hiiiiiiiiiiiiighwaaaaay to hell!!! Como lo hacía Bon Scott. Olvídate del foniatra. (consejo ofrecido por cuchillo) El autor: CUCHILLO Es el pequeño de los Cubillo Brothers. Nació en 1991, en el mismo Bilbao, es más de salado que de dulce y acostumbra a disociar, con lo cual cambia de apariencia física con frecuencia. Como Robert de Niro antes de rodar Toro Salvaje, pero a lo tonto, por la cara. Él es más de toro tataki. Aprendió pronto que Dow Jones no es un cantante, le incomoda la fama de criticón, pues siempre ha sentido simpatía por el débil, y una máxima guía su proceder: «más vale...

leer más