Un paseo gastronómico por Almería. Sus tapas, sus restaurantes, sus platos típicos y su materia prima

Abr 15, 19 Un paseo gastronómico por Almería. Sus tapas, sus restaurantes, sus platos típicos y su materia prima

Publicado por en Almería, Andalucía, Destacado, Destinos

Del mar a la montaña, productos de primera calidad, tapitas y mucha alegría, la gastronomía almeriense vive ahora su momento para hacerse visible. Almería vale una visita de descubrimiento culinario.

leer más

Matalauva (Donostia). De Akelarre al barrio

Feb 13, 17 Matalauva (Donostia). De Akelarre al barrio

Publicado por en Destacado, Donostia-San Sebastián, Gipuzkoa

Borja García Argüelles, I+D y Aula de Cocina de Akelarre, abre en el barrio de Gros un pequeño bar restaurante en cuya carta mandan la baja temperatura y la regeneración de alimentos.

leer más

El Clarete (Vitoria). Cuéntamelo todo, o el noventa y nueve por ciento

Sep 15, 14 El Clarete (Vitoria). Cuéntamelo todo, o el noventa y nueve por ciento

Publicado por en Araba-Álava, Destacado, Euskadi

Disfrutamos en “la taberna” de El Clarete, un coqueto y cómodo espacio que recupera la barra como elemento clave para acercar al comensal la propuesta gastronómica del local. Producto de temporada bien trabajado en formato ración, acompañado siempre por buen vino.

leer más

Pista: Barmout, el bocadillo en Hendaia Playa

Ago 25, 14 Pista: Barmout, el bocadillo en Hendaia Playa

Publicado por en Destacado, Francia

Comida rápida para consumir sin prisa junto a la playa de Hendaia, a escasos metros del antiguo casino que divide el largo arenal en dos. Para degustar sin pretensión alguna, no se me hagan excesivas ilusiones.

leer más

Kokken (Bilbao). Aire fresco y asequible en la Campa del Gas

Jul 14, 14 Kokken (Bilbao). Aire fresco y asequible en la Campa del Gas

Publicado por en Bilbao, Bizkaia, Destacado, Euskadi

Kokken, abierto hace unos meses en la remozada Plaza del Gas, es un gastrobar con
estética y nombre nórdicos, y una carta de mini raciones de lo más apetecible.

leer más

El Campero (Barbate). Altar mayor del atún de almadraba

Jul 11, 14 El Campero (Barbate). Altar mayor del atún de almadraba

Publicado por en Andalucía, Cádiz, Destacado

Si en Cádiz el atún es religión (que lo es), su altar mayor se ubica en Barbate, en la cocina de El Campero. El pez se despieza con arte y conocimiento y allí Pepe Melero aprovecha sus 24 cortes, texturas y sabores para más de 40 preparaciones.

leer más

Tapas, café y copas. Una guía de Valladolid

Feb 28, 14 Tapas, café y copas. Una guía de Valladolid

Publicado por en Castilla y León, Destacado, Destinos, Valladolid

(+35 rating, 8 votes)Cargando... ¡Qué bonito es el amor! Dicen que es como con las plantas, que hay que cuidarlas y regarlas. En mi caso, a mi plantita la voy a regar de vez en cuando a Valladolid, con Ribera del Duero. Son unas cuantas visitas y, como es una ciudad plagada de hostelería donde se estila mucho el tapeo (bastante caro por cierto), pues he afinando y afinado, y he confeccionado una pequeña guía que espero os pueda servir a los que no conocéis esta bonita ciudad castellana. VISITA. No perderse… Plaza Mayor, Museo de Arte contemporáneo, Museo nacional de Escultura, paseo por el campo grande, iglesia Santa María la Antigua, catedral, Iglesia de San Pablo(impresionante fachada gótica)… Cerca de Valladolid, a 11 kilómetros, el pueblo de Simancas; ver castillo, el archivo, dar un paseo y comer en restaurante asador Los Infantes (calle Tercias, 12). Hay un sitio que está de moda, y que a mí, particularmente, no me gusta mucho, justo al lado de la estación de Renfe. Se llama Estación Gourmet Valladolid. Es una nave enorme, un antiguo almacén ferroviario compuesto por 31 puestos en los que se ofrece una amplia oferta gastronómica. Y digo que no me gusta no por calidad, sino porque no me gustan los centros comerciales ni los sitios masificados, y este gran espacio igual tiene un poco de esto. En general, en todos los bares las tapas, aunque estén al alcance de la vista, las pides porque la mayoría van calentadas. Y, si podéis, no dejéis de comer un buen lechazo; yo lo he comido en varios sitios muy rico y de buena calidad, aunque dicen los de allí que el templo del lechazo es El Figón de Recoletos (Acera de Recoletos, 3). Lo probaré pero, de momento, lo único que tengo es una foto de su carta con un menú de 36€ con buena pinta. Hay muchísimos bares pero, después de estar en muchos (ejem, muchísimos… jeje…) he ido afinando y he aquí mi selección....

leer más

A Fuego Negro (Donostia). Mola el concepto

Dic 09, 13 A Fuego Negro (Donostia). Mola el concepto

Publicado por en Destacado, Donostia-San Sebastián, Gipuzkoa

A Fuego Negro es un despacho de tapas de autor donde refulgen la imaginación, el ánimo provocador y la incuestionable creatividad de Edorta Lamo, un evadido de las Bellas Artes y del teatro que dice encontrar inspiración en recuerdos, viajes, productos, técnica y música.

leer más

La Cuchara de San Telmo (Donostia). Templo de la cocina en miniatura

(+50 rating, 10 votes)Cargando... Donostia – San Sebastián es célebre por su oferta de pintxos, esa suerte gastronómica capaz de hacer el recorrido de lo sublime a la ramplonería en un metro de barra, dentro de un mismo local. Son muchos quienes se retratan acodados en la barra de los concurridos bares de calles como Fermín Calbetón y 31 de Agosto, en lo viejo, frente al surtido de banderillas, tapas y raciones. Pero da la casualidad de que mi local preferido a la hora de comer en esa zona turística, donde los franceses ejecutan extrañas coreografías plato en mano, es uno que hay que buscar, pues está casi escondido, y tiene su barra completamente despoblada. Ni un plato de gildas. La Cuchara de San Telmo es el nombre de ese templo, auténtica referencia en ese mundillo de la cocina en miniatura. El local, abierto en diciembre de 1999, tomando el relevo de Sorkunde Jatetxea, muestra en un par de pizarras sus 12 propuestas, una docena de tapas cuyas principales virtudes son el sabor, el acierto de sencillas combinaciones, el tamaño, el aprecio del género y la elaboración al momento. A La Cuchara no voy por el diseño de sus creaciones, ni por la comodidad de sus instalaciones, pues en su interior no hay mesas, ni sillas, ni taburetes; toca hacerse un hueco en el tablón o en las repisas que surcan su pared. Fuera sí dispone de cuatro amplias mesas, en la terraza habilitada en ese destartalado callejón del amor que es Santa Corda Kalea, pero lo normal es hacerse un hueco dentro, comer con cierta premura y no alargar la despedida. He probado casi todo lo que sale de su cocina, ideado por Álex Montiel, y nada me ha decepcionado. Y, sí, ya es hora de que les detalle qué se puede comer en ese despacho que me recomendó el bueno de Bosco San Martín (aka Bosco El Tosco), antes incluso de que Uve me lo señalara en un listado de recomendaciones. Tomen...

leer más

El Baret de Miquel Ruiz (Dénia). Comida de estrella a precio de saldo

Jul 08, 13 El Baret de Miquel Ruiz (Dénia). Comida de estrella a precio de saldo

Publicado por en Alicante, Comunidad Valenciana, Destacado

(+88 rating, 20 votes)Cargando... Hablemos claro. En el mismo momento en que me dijeron que mi destino era Dénia, pensé: “cojonudo estupendo, así comeré en elPoblet“. Al de un rato ojeé la web del restaurante de Quique Dacosta y comprobé que no hay carta, sólo ofrecen dos menús: Universo local (148,50 euros, IVA incluido) y Made in the moon (181,50). Comería el largo, claro: pétalos de rosa, raíces de ceps, hojas varias (dubonnet, maíz, hierbas en escabeche, manzana, castaña), liquen, alga dulce con emulsión de codium, proteína de ostra… Después de recorrer 751 kilómetros, 33 euros no iban a ser un problema. No. Efectivamente, 33 euros no iban a ser un impedimento para sentar mis posaderas en tan reputado comedor, lo sería el desembolsar más de 275 euros por pasar un rato meneando el bigote. El dinero que muchas familias tienen para todo el mes. ¿Por qué tanto? Porque uno es pobre pero también le gusta el vino, y la opción maridaje se ofrece a 93,50 euros. ¡Alegría! Piensen ustedes lo que quieran, pero preferí repartir mi pobreza entre los hosteleros de la localidad, en varios días. Durante mi corta estancia en la cabecera de Marina Alta desayuné como un marqués en las terrazas de Jamaica Inn y restaurante Fernando; tomé vinos y tapas en la Bodega del Puerto, Sancta Sanctorum, El Convent y Tasca Eulalia; comí en La Seu, La Cova del Mero, El Baret de Miquel Ruiz, Republic y en el asador gallego de Ramón; y cené en las mesas de La Tía Pepa Teresa, Les Monges, Les Marines (aka Casa Federico)… No son pocos lugares, y aun creo que me sobró pasta. No lo voy a comprobar; mi sensación es que salí ganando. Prefiero mil veces descubrir y disfrutar a lo grande en un lugar como el referido baret, a experimentar la obviedad de comer a gusto, y a precio de oro, en un tres estrellas Michelin comandado por un Premio Nacional de Gastronomía. No me malinterpreten, con esta larga introducción no pretendo...

leer más

Sancta Sanctorum (Dénia). Un pequeño chasco

Jul 04, 13 Sancta Sanctorum (Dénia). Un pequeño chasco

Publicado por en Alicante, Comunidad Valenciana, Destacado

(+21 rating, 5 votes)Cargando... Hace unas semanas acudí a Dénia en misión secreta, con el objetivo de deshacer un entuerto y sólo un papel en el bolsillo, dispuesto a dejarme guiar por las instrucciones de la amable Ángela. Mi fuente dianense llenó nada menos que dos caras con sus recomendaciones y sólo me defraudó Sancta Sanctorum, un local de tapas con aspecto de restorán sofisticado, aseado y casi diría que moderno. Pena que, pese a su apariencia, no comiéramos bien, que es de lo que se trata. Empezaré entonando un mea culpa, entre muchas comillas. Porque, sí, reconozco que erré en mi elección; sólo a mí se me ocurre pedir en Alicante pimientos de Padrón, vino riojano, queso manchego… No obstante, y de ahí las comillas, si figuran en la carta deberían dar la talla; la elección fue inapropiada, pero la deslocalización del producto no excusa su escasa calidad, ni su deficiente preparación. En su día, la camarera de un buen restaurante ubicado en la almendra medieval de Vitoria-Gasteiz me desaconsejó el vino Izadi, caldo de moda muy socorrido en bodas y regalos de empresa, al tiempo que lo tildada de “vino para mujeres” (!!). Esta vez, recién aterrizado en la Marina Alta, no le hice caso, me puse la venda en los ojos, pasé por alto todas las propuestas locales y pedí una botella del crianza de Bodegas Izadi (13 euros). Aún me arrepiento. Pero más lamento haber empezado la cena con “pimientos de Padrón” (3,50). Se sirvieron 13, costó terminarlos de tan vulgares que eran y, por otra parte, pese a estar en temporada, no pondría la mano en el fuego porque fueran del mismo Padrón. Permítanme la suspicacia. Al hacer la comanda la casa nos invitó a unas pocas patatas chips que también nos defraudaron (y mira que es complicado) y el pan que nos procuraron (0,50, cada servicio) parecía tostado con algo de mantequilla, un añadido innecesario cuando se trataba de acompañar platos salados. ¿La coca de foie mediana, con su...

leer más

Por comentar: La Comidilla de San Lorenzo (Burgos)

Euskadi tiene fama mundial por los pintxos y por el elevado precio de esas muestras de cocina en miniatura que muchas veces son un primor y en ocasiones una nadería. No obstante, Castilla y León tiene gran reputación por las tapas, por el convite que acompaña a las consumiciones que, por añadidura, en la mayoría de los casos son también más baratas que en el País Vasco. Para algunos, ése es un reclamo más interesante que todas las piedras de sus muchos castillos. No obstante, el bilbaíno tiene merecida fama de desprendido y manirroto, por lo que a nadie debe extrañar que en nuestra reciente escala burgalesa nos dedicáramos a pagar pinchos, como si estuviéramos en Donostia. En esas estábamos cuando fuimos a parar, aún en posición vertical, a La Comidilla de San Lorenzo (Arco del Pilar, 2; 09003 Burgos; 947 25 04 23), bar que exhibe cierta modernidad burgalesa y aspira al título de campeón de Castilla de la Tapa Elaborada. A precio ciertamente de campeonato, todo sea de paso. Y lo cierto es que en su carrera hacia el título esta vez quedó eliminado en primera ronda. Al margen de que tuvieran agotadas buena parte de las referencias de vinos que mostraban sus pizarras (nosotros tomamos Parallèle 45, Côtes du Rhône, Francia; garnacha y syrah), resultó que la pequeña tosta de solomillo de cerdo y roquefort (1,50) apenas superaba el aprobado, el “no está mal”. La mini hamburguesa (2,50) era más mini que hamburguesa, con sólo una hojita de canónigo y cebolla que podían haber comprado en Ikea sobre un minúsculo trozo de carne; oigan, que por 2,50 ya podían dar más cantidad y calidad. Y la piruleta de lechazo (1,90) no sólo era mini, sino que iba acompañada de unas poco sugerentes patatas congeladas. Vaya chasco, con lo que habíamos disfrutado la morcilla y la cecina en El Veintidos de la calle La Paloma, y el amplio surtido de tapas que sirven con la bebida en Taberna Depintxos por sólo 1,80...

leer más